Sábado, 30.05.2020 - 15:06 h

Ministro libanés insta a la unión árabe para evitar una intervención en Siria

El ministro saliente de Asuntos Exteriores libanés, Adnan Mansur, instó hoy a los árabes a adoptar una posición unánime para evitar una posible intervención militar extrajera en Siria, ya que, en su opinión, podría afectar a la región.

Beirut, 9 sep.- El ministro saliente de Asuntos Exteriores libanés, Adnan Mansur, instó hoy a los árabes a adoptar una posición unánime para evitar una posible intervención militar extrajera en Siria, ya que, en su opinión, podría afectar a la región.

"Los estados árabes deben adoptar una posición común para impedir una agresión contra Siria, ya que las consecuencias abarcarán toda la región", declaró Mansur a medios de comunicación locales.

El ministro subrayó que "algunos países quieren arreglar cuentas con el régimen sirio atribuyéndole la responsabilidad del uso de armas químicas", y señaló que Siria no está sola, porque tiene amigos en el mundo.

"No podemos imaginar que un país árabe apoye una agresión contra otro. Debemos esperar la investigación de los expertos de la ONU sobre las armas químicas antes de lanzar acusaciones sin fundamento", agregó.

En cuanto a la situación interna, consideró que el Líbano atraviesa "uno de los periodos más peligrosos de su historia moderna", por lo que necesita la formación lo antes posible de un Gobierno.

El Ejecutivo del primer ministro Nayib Mikati dimitió en marzo pasado y, pese a que Tamam Salam fue designado en abril para sucederle tras obtener el apoyo de 124 de los 128 diputados del Parlamento, no ha podido formar un Gabinete por las divergencias entre los grupos políticos.

Las declaraciones del ministro ocurren en un momento en el que EE. UU. trata de obtener el mayor apoyo posible a una operación militar contra Siria por el supuesto uso por parte del régimen de Damasco de armas químicas contra la población civil.

En la reunión de sus ministros de Exteriores el pasado día 1, la Liga Árabe emitió una resolución en la que pidió a la ONU y la comunidad internacional que asumieran su responsabilidad y que adoptaran "medidas disuasorias y necesarias" contra Damasco por el ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto.

Sin embargo, dicha resolución, que fue rechazada por el Líbano, no apoyó de forma directa los planes de EE. UU. y Francia de atacar Siria.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING