Viernes, 29.05.2020 - 13:33 h

Muerte de Marighella fue gran victoria de dictadura brasileña, dice biógrafo

El asesinato del que fuera enemigo número uno de la dictadura brasileña, el guerrillero y político Carlos Marighella, fue "una de las grandes victorias" del régimen militar, según afirmó hoy Mario Magalhaes, autor de la biografía que ha recuperado su figura cuando se cumplen 50 años del golpe.

Macarena Soto

Sao Paulo, 27 mar.- El asesinato del que fuera enemigo número uno de la dictadura brasileña, el guerrillero y político Carlos Marighella, fue "una de las grandes victorias" del régimen militar, según afirmó hoy Mario Magalhaes, autor de la biografía que ha recuperado su figura cuando se cumplen 50 años del golpe.

Marighella nació en Salvador de Bahía (nordeste) en 1911, hijo de una esclava bahiana y un inmigrante italiano, comenzó su actividad política a temprana edad y su primer paso por prisión se produjo con tan solo 20 años tras escribir un poema contra los poderes públicos del estado de Bahía y el presidente de la República.

Tras 33 años como militante del Partido Comunista Brasileño (PCB), con el que fue diputado, y dos y medio en la clandestinidad ya fuera de la organización política, fue asesinado por las fuerzas de seguridad de la dictadura brasileña el 4 de noviembre de 1969, en una emboscada militar en la que él se encontraba desarmado.

En una entrevista a Efe, el periodista Mario Magalhaes, autor de la biografía no autorizada "Marighella, el guerrillero que incendió el mundo", afirmó que la muerte del líder revolucionario también fue un "gran golpe para la lucha armada" que combatía el sistema político antidemocrático instaurado el 1 de abril de 1964 tras la deposición del presidente electo Joao Goulart.

"Hoy, casi 45 años después de su muerte, parece despertar más amor y odio que cuando estaba vivo. Ahora está más vivo que nunca", opinó Magalhaes, quien precisó que dicha bipolaridad alrededor de Marighella se debe a la "actitud de sus acciones, de la forma de combatir que tenía".

Según explicó el periodista, autor del libro de 700 páginas sobre Marighella que lleva 33.000 ejemplares editados desde su publicación hace un año, el combatiente y también poeta se hizo famoso en Bahía con tan solo 17 años, cuando contestó un examen de física con versos rimados.

"La agitación de su vida fue atávica", recuerda Magalhaes al apuntar que sus ideas no fueron heredadas de su familia sino del propio Estado de Bahía, marcado históricamente desde la independencia de Brasil y que protagonizó las mayores revueltas contra la esclavitud de toda América, según el periodista.

Fundador del movimiento armado Acción Libertadora Nacional (ALN) tras salir del PCB en 1966 por considerar que el partido no quería combatir con la violencia, el guerrillero fue considerado en su momento como un sucesor del líder de la revolución cubana Che Guevara tras la muerte de éste en Bolivia en 1967.

"Excluyendo a artistas y deportistas, fue uno de los diez brasileños de mayor exposición internacional del siglo XX, inspiró movimientos contestatarios en todo el mundo, pasó a ser estudiado hasta hoy", aseguró el autor de la biografía no autorizada.

Asimismo y reflejo del poder y la inquietud que llegó a levantar, fue indagado "no solo por todas las agencias de seguridad de Brasil en democracia y en la dictadura, sino también por la CIA, por el KGB soviético y por varios organismos de seguridad y espionaje de América Latina", reveló Magalhaes.

Carlos Marighella pasó cuatro veces por la cárcel, en la que se dejó más de siete años de vida y donde sufrió una tortura sistemática que le dejaría la huella imborrable que provocó que en libertad llevara siempre consigo cápsulas de cianuro y así evitar ser detenido con vida en caso de sufrir una emboscada.

El 4 de noviembre de 1969 no le dio tiempo a sacarlas de su mochila porque unos treinta policías de la dictadura con armamento pesado le dispararon en Sao Paulo, pese a que éste iba desarmado; "no le cogieron con vida porque no quisieron", sentenció Magalhaes.

Años antes, el poeta Marighella escribió sobre la libertad que durante años le fue privada: "... y que yo por ti, si torturado fuera, pueda feliz, indiferente al dolor, morir sonriendo murmurando tu nombre".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING