Viernes, 15.12.2017 - 07:37 h

La Policía belga ha frustrado seis atentados en los últimos dos años

Bruselas sufrió el 22 de marzo de 2016 un doble atentado que se saldó con más de una treintena de muertos. Terroristas vinculados al grupo Estado Islámico se inmolaron en el aeropuerto de Zaventem y la estación de metro de Maelbeek.

Jacobs ha reconocido en una entrevista con 'La Dernière Heure' que, a raíz de esos ataques, las fuerzas de seguridad belgas asumieron que, "en ciertas cosas", necesitaban de la asesoría de organismos extranjeros. "Para el análisis de explosivos, por ejemplo. Para el tratamiento muy rápido de ciertos datos", ha explicado.

El director de la Policía judicial de Bruselas, que accedió al cargo en 2012, ha destacado que desde los atentados las autoridades "no han tenido un periodo de calma" y han seguido investigando para detectar posibles amenazas. Las fuerzas de seguridad reciben al día unos 600 avisos relativos a terrorismo.

En colaboración con el Órgano de Coordinación para el Análisis de la Amenaza (Ocam), la Policía ha frustrado "desde noviembre de 2014" al menos seis atentados, ha revelado Jacobs, quien ha destacado también la "estrecha colaboración con los servicios de vigilancia".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios