Domingo, 16.06.2019 - 23:54 h
Oposiciones

Cuatro sencillos trucos para ayudar a mejorar la memoria cuando estudiamos

¿Sabías que la alimentación también es clave para mejorar la memoria?

4 trucos para mejorar la memoria si estás opositando
Ejercitar la memoria nos ayudará a mejorar el estudio de una oposición / Freepik

La mnemotecnia es el procedimiento gracias al cual ejercitamos la mente para facilitar el recuerdo de algo. Lo más seguro es que si estás estudiando para una oposición tengas mil trucos y maneras de memorizar esos largos temarios, leyes y artículos que se piden para los exámenes. ¿Pero sabías que la alimentación también es clave para mejorar la memoria? Te contamos los trucos infalibles que te harán ser un as en el estudio.

1. Sigue una rutina y planifícate

Aunque pueda parecer obvio a la hora de prepararse una oposición, la planificación y el hacerse una rutina también ayudará a nuestro cerebro a mejorar la memoria. Esta planificación no tiene que hacerse tan solo de lunes a viernes, sino también debe incluir el fin de semana. De esta forma, acostumbraremos a nuestro cerebro a ejercitar su memoria diariamente y tendremos mejores resultados a medio plazo

Con relación a la planificación horaria, también debemos tener en cuenta los descansos. Parar cinco minutos cada hora nos ayudará a despejar la cabeza y a "digerir" mejor la información que hayamos procesado. También podemos hacer descansos más largos, de 10-15 minutos, cada dos o tres horas. Lo importante es que nuestro cerebro sepa qué horas estará siendo productivo para aprovechar al máximo el tiempo.

2. Papel y música clásica de fondo

En la época en la que todo nos llega a través de pantallas, lo mejor para ejercitar la memoria es volver al papel. Hacer esquemas, tomar apuntes o hacer resúmenes en papel nos ayudará a tener mejores pautas de estudio. Las pantallas nos pueden distraer con sus multitudes de notificaciones, pero también nos perjudican la vista y hacen que nos cansemos antes.

Tener música de fondo también nos ayudará a centrar nuestra atención en el estudio y conseguiremos mejorar la memoria. Las mejores melodías para estudiar son la música clásica y las bandas sonoras debido a que ayudan a organizar la información en el cerebro.

3. Reglas nemotécnicas para aprender más rápido

Existen multitud de reglas que nos ayudan a mejorar la memoria si estamos opositando y tenemos que aprendernos grandes listas de palabras. Una de ellas es el método ‘loci’ o de los lugares. Este método consiste en asociar conceptos a objetos presentes en nuestra habitación o lugar de estudio. De esta forma, crearemos imágenes visuales de los conceptos y nos será más fácil recordarlos al mirar o imaginar estos objetos.

No es recomendable aprenderse listados de palabras o conceptos a base de repetición ya que este método suele funcionar a corto plazo, pero se nos olvidará rápidamente.

4. Deporte y nutrición, las claves del éxito

Practicar deporte cuatro horas después de estudiar nos ayudará a asentar los conceptos y a que estos se nos queden grabados en la memoria durante más tiempo. Se recomienda practicar deporte justo antes de dormir por lo que es una buena práctica para cerrar la jornada de estudio y desconectar.

Los alimentos también nos ayudarán a mejorar nuestra memoria si estamos opositando. El plátano, las nueces, el pescado o los cereales integrales nos ayudan a consumir los nutrientes necesarios para dar energía a nuestro cerebro y afrontar las largas jornadas de estudio. El chocolate negro (cuanto más puro, mejor) ayuda a aumentar el flujo de sangre y a llegar a un estado de alerta que nos ayudará no solo a concentrarnos sino a permanecer despiertos y con claridad mental.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios