LA ADAPTACIÓN DE LOS GRANDES MEDIOS A LA PRENSA DIGITAL, PROTAGONISTA DEL CONGRESO DE PERIODISMO DE HUESCA

El debate sobre los interrogantes abiertos en las grandes cabeceras para adaptarse al fulgurante crecimiento de la prensa ‘online’ ha sido uno de los ejes vertebradores del XVII Congreso de Periodismo Digital, celebrado el 10 y 11 de marzo en Huesca.
El periodista Darío Pescador ha cerrado el encuentro con la lectura del resumen de conclusiones de los debates, en los que han participado cerca de 450 congresistas y ponentes.
El congreso de Huesca ha constatado que los medios han asumido ya que el papel se mantendrá solo mientras haya quien lo pague “y que cada vez son menos”, porque “la mitad de los lectores se han marchado y no volverán”. A cambio, los ingresos de los medios digitales están, por primera vez, compensando esta caída de lectores tradicionales.
En este contexto, la prensa electrónica nativa ha sido el “elefante en la cacharrería” en este escenario de transición, “porque no tiene los vicios, deudas y lastres de los más asentados”. Son medios, en palabras de Pescador, que ”investigan, destapan, se comprometen, con periodistas que se saltan los protocolos del poder y que no tienen reparo en incomodar a banqueros, políticos o reyes”.
"ESTRUCTURAS OXIDADAS"
El encuentro de Huesca también ha tomado el pulso al estado de salud del periodismo de investigación. Para llevarlo a buen término hace falta talento, esfuerzo y método, y tiempo suficiente para una redacción flexible. “Algo a veces complicado en empresas con estructuras oxidadas”, según ha dicho en una de las mesas redondas la periodista Pilar Velasco.
Investigar se ha convertido en un lujo y el ‘fact checking’, el periodismo de comprobación de datos del que tanto se habla últimamente, ha sido “subcontratado” en muchos casos, pero sin pagar, a proyectos como ‘Maldita Hemeroteca’ o el ‘Prometómetro’.
Los "elefantes blancos" de los grandes medios están tomando nota de la competencia de los “pequeños”, ven que “su marca ya no garantiza la supervivencia”, según Pescador, “porque muchos ciudadanos hayan perdido su confianza”. “Si defraudamos a los lectores, nos condenamos a la irrelevancia, ha admitido el director de ‘El Mundo’, David Jiménez.
En el congreso también se ha debatido sobre el “deber ineludible” de transparencia por parte de los medios y las instituciones. “Los gobernantes”, ha dicho Pescador, “pueden tener interés en que la gente no esté informada. Hacer periodismo es hacer preguntas, y exigir respuestas”.
En su intervención, El Gran Wyoming ha mantenido que el espectador no es idiota y no quiere “basura”, y quizá éste sea el origen del creciente divorcio entre la audiencia y los medios, cuando los periodistas son la profesión peor valorada por los ciudadanos.

Mostrar comentarios