Miércoles, 27.03.2019 - 02:23 h

El 27,9% de los españoles está en riesgo de pobreza pese a la recuperación

El porcentaje de población en riesgo de pobreza se situó en el 22,3% en 2015 frente al 22,1% del año anterior. Las tasas son elevadas, pese a la recuperación económica y el aumento de los salarios.

La carencia material severa pasó del 6,4% al 5,8% y la baja intensidad en el empleo se redujo del 15,4% al 14,9%.

Baja por segundo año el nivel de pobreza en España, aunque aumenta el riesgo de exclusión social al subir la renta

El porcentaje de la población española en riesgo de pobreza y exclusión social --tasa AROPE, utilizada en toda Europa-- baja por segundo año consecutivo en España, hasta el 27,9%, siete décimas menos que el año anterior (28,6%), según la 'Encuesta de Condiciones de Vida. Año 2016', publicada este martes 25 de abril por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El indicador AROPE de riesgo de pobreza o exclusión social es un se construye con la población que se encuentra en riesgo de pobreza o con carencia material o baja intensidad en el empleo. En base a estos tres componentes, el INE indica que la reducción global de esta tasa en 2016 se produjo en dos de ellos: La carencia material severa pasó del 6,4% al 5,8% y la baja intensidad en el empleo se redujo del 15,4% al 14,9%.

Los hogares españoles tuvieron unos ingresos medios anuales de 26.730 euros en 2015, lo que supuso un incremento del 2,4% respecto al año anterior. El ingreso medio por persona en 2015 alcanzó los 10.708 euros, cifra un 2,8% superior a la registrada el año precedente.

En carencia material severa se definida como la ausencia de al menos cuatro conceptos de los nueve que se preguntan en la encuesta: No puede permitirse ir de vacaciones una semana; no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado cada dos días; no puede mantener la vivienda con una temperatura adecuada; no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos; retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda; no puede permitirse disponer de un automóvil ni teléfono ni televisor ni lavadora.

Según la encuesta del INE, en 2016, el 49,5% de la población no tenía carencia en ninguno de los nueve conceptos, mientras que el 5,8% estaba en situación de carencia material severa (en al menos cuatro conceptos de la lista de nueve).

Asimismo, revela que de los nueve conceptos que determinan la inclusión de la población en este grupo, los más frecuentes fueron: no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos (afecta al 99,4% de las personas en situación de carencia material severa), no puede permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año (99,2%), no puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada (81,1%) y ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal o en compras a plazos en el último año (75,7%).

Sin embargo, el porcentaje de población en riesgo de pobreza se situó en el 22,3% --con datos de ingresos de 2015--, frente al 22,1% del año anterior --con datos de ingresos de 2014--, que, según ha explicado el Ministerio de Economía y Competitividad se debe al aumento del nivel de renta en España.

En un comunicado, este departamento explica que este es un indicador estadístico que representa el porcentaje de población cuyos ingresos se encuentran por debajo del umbral de pobreza. "Al haberse producido un aumento de los ingresos por hogar, ha aumentado el umbral de riesgo de pobreza en casi 200 euros --en el caso de hogares unipersonales--, lo que supone una mayor inclusión de personas bajo este indicador, sin se haya producido necesariamente un empeoramiento de su situación económica", argumenta.El ingreso medio anual por hogar se situó en los 26.730 euros

El ingreso medio anual neto por hogar se situó en 26.730 euros, con un incremento del 2,4% respecto al año anterior. Por su parte, el ingreso medio por persona alcanzó los 10.708 euros, cifra un 2,8% superior a la registrada el año precedente.

El umbral del riesgo de pobreza aumenta al subir los ingresos

Siguiendo los criterios de Eurostat, el umbral de riesgo de pobreza se fija en el 60% de la media de los ingresos por unidad de consumo de las personas. Por tanto, aumenta o disminuye en la medida en que lo haga la mediana de los ingresos. Al crecer los ingresos por persona también aumenta el umbral de riesgo de pobreza. En 2016 el umbral de riesgo de pobreza para los hogares de una persona (calculado con los datos de ingresos de 2015) se situó en 8.209 euros, un 2,5% más que el estimado en el año anterior. En hogares compuestos por dos adultos y dos menores de 14 años, dicho umbral fue de 17.238 euros.

Más riesgo de pobreza entre los menores de 16 años

El porcentaje de población por debajo del umbral de riesgo de pobreza (la llamada tasa de riesgo de pobreza) se situó en 2016 el 22,3% de la población residente en España, frente al 22,1% registrado el año anterior. Cabe destacar el aumento de esta tasa para los mayores de 65 años (de 0,7 puntos). Por su parte, la tasa de riesgo de pobreza para los menores de 16 años se situó en el 28,9%, siendo 6,6 puntos superior a la del conjunto de la población.

Jubilados con casa en propiedad, los que tienen menor riesgo 

La población mayor de 65 años, que en mayor proporción es propietaria de su vivienda, presentó el menor porcentaje de riesgo de pobreza (6,3%). Por su parte, el mayor porcentaje se dio entre los menores de 16 años (28,4%).

Paradójicamente es entre los mayores de 65 años entre los que más aumenta el riesgo de pobreza severa, mientras que entre los menores de 16 años y menores de 64 años disminuye. 

Más gente se puede ir de vacaciones y vive con el agua al cuello

En el momento de realizar la encuesta (primavera de 2016), el 15,3% de los hogares españoles manifestó llegar a fin de mes con “mucha dificultad”. Este porcentaje era 1,6 puntos mayor que el registrado el año anterior. Por su parte, el 38,1% de los hogares no tenía capacidad para afrontar gastos imprevistos, frente al 39,4% del año 2015. El 39,5% de los hogares no se podía permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año. Este porcentaje era 1,1 puntos inferior al registrado en 2015.

El 8,4% de los hogares tenía retrasos en los pagos a la hora de abonar gastos relacionados con la vivienda principal (hipoteca o alquiler, recibos de gas, electricidad, comunidad,...) en los 12 meses anteriores al de la entrevista. Este porcentaje se situaba 1,0 puntos por debajo del registrado el año anterior.Los estudios sí que influyen en la calidad de vida

Respecto al nivel de formación, el 41,5% de la población con educación superior estaba en la franja  de personas con mayores ingresos. En relación con la actividad, el 44,7% de los parados estaba situado obviamente en el de menores ingresos, mientras que el 5,3% de ese colectivo estaba en el de mayores ingresos.Tener hijos sale caro en España

Atendiendo a la nacionalidad, el 16,6% de los españoles estaba en la franja de menores ingresos. Este porcentaje era del 37,7% para los extranjeros de la Unión Europea y del 47,1% para las personas cuya nacionalidad no es de un país de la UE. Otro dato importante es que tener hijos en España sale caro, escasas ayudas sociales y nulas políticas para fomentar la natalidad tienen la culpa, pese al riesgo demográfico que presenta España.  Así, por tamaño de hogar, en la franja con menos recursos económicos se encontraba el 34,0% de los hogares con cinco miembros o más, mientras que en el de más ingresos solo se encuentra el 14,3%.

Atendiendo al tipo de hogar, el 42,2% de personas que vivían en hogares formados por un adulto con hijos dependientes a cargo se situaban en riesgo de pobreza en 2016. Las menores tasas de riesgo de pobreza se daban en los hogares sin niños dependientes. En relación con la actividad, el 48,5% de los parados estaba en riesgo de pobreza, frente al 11,0% de los jubilados.

Según la nacionalidad, el porcentaje de personas por debajo del umbral de riesgo de pobreza era del 18,8% para los españoles, del 40,3% para los extranjeros de la Unión Europea (UE) y del 52,1% para las personas cuya nacionalidad no era de un país de la UE.Las dos España son una realidad

Los ingresos medios anuales más elevados (en 2015) se dieron en País Vasco (14.345 euros por persona), Comunidad Foral de Navarra (13.408) y Cataluña (12.660). Por su parte, los ingresos medios anuales más bajos se registraron en Región de Murcia (8.273 euros por persona), Andalucía (8.398) y Extremadura (8.674).

En cuanto a las tasas de riesgo de pobreza, las más elevadas se dieron en Andalucía (35,4%), Canarias (35,0%) y Castilla–La Mancha (31,7%). Por su parte, Comunidad Foral de Navarra (9,0%), País Vasco (9,0%) y La Rioja (11,9%) presentaron las tasas de riesgo de pobreza más bajas.En Canarias, Valencia y Murcia les cuesta más llegar a fin de mes

En cuanto a la situación económica de los hogares, Canarias (34,5%), Comunitat Valenciana (25,7%) y Región de Murcia (24,5%) fueron las comunidades autónomas con mayores porcentajes de hogares que llegaban a fin de mes con “mucha dificultad” en 2016. Las que presentaron los menores porcentajes fueron Principado de Asturias (4,8%), Aragón (5,1%) y Castilla y León (5,2%).

El 60,4% de los hogares de Canarias, el 52,4% en Andalucía y el 47,9% de los de Región de Murcia no tenían capacidad para afrontar gastos imprevistos en 2016.

En el lado contrario se situaban País Vasco (19,0%), La Rioja (21,1%) y Comunidad Foral de Navarra (22,7%).Canarias, Andalucía y Murcia, donde más cuesta irse de vacaciones

Canarias (56,4%), Andalucía (56,1%) y Región de Murcia (48,7%) presentaron los mayores porcentajes de hogares que no podían permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año en 2016. Los porcentajes más bajos correspondieron a País Vasco (22,4%), Comunidad Foral de Navarra (23,2%) y Comunidad de Madrid (24,7%).En Castilla La Mancha, donde más dificultades hay para pagar los gastos del hogar

En el caso de hogares con retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal, Castilla–La Mancha (13,2%), Canarias (12,3%) y Región de Murcia (10,7%) presentaron los porcentajes más altos. Por el contrario, Extremadura (3,8%), Comunidad Foral de Navarra (3,9%) y Castilla y León (4,4%) registraron los más bajos.

Las comunidades autónomas con mayor porcentaje de población en el grupo de menores ingresos fueron Canarias (33,0%), Andalucía (31,9%) y Castilla-La Mancha (30,0%). Por su parte, las comunidades autónomas con mayor porcentaje de población con rentas altas  eran País Vasco (38,2%), Comunidad Foral de Navarra (30,7%) y Comunidad de Madrid (29,8%).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios