El Banco de España apunta a una "modesta ralentización" de la economía

  • El PIB durante el primer trimestre habría crecido en torno al 0,7%, una décima menos que en el anterior trimestre

    Según el Boletín Económico del Banco de España hay un comportamiento dinámico del consumo privado pero algo atenuado

El Banco de España constata una "modesta ralentización" de la actividad en el primer trimestre
El Banco de España constata una "modesta ralentización" de la actividad en el primer trimestre
EUROPA PRESS
D.A

El Banco de España ha constatado en su Boletín Económico una "modesta ralentización" de la actividad de los principales sectores económicos durante el primer trimestre del año, en línea con el menor crecimiento del PIB en este periodo, que según sus previsiones, habría crecido un 0,7%, una décima menos que en el trimestre anterior.

Así lo pone de manifiesto en su último Boletín Económico, en el que apunta que se ha mantenido el "comportamiento dinámico" del consumo privado en los primeros meses del año, aunque "posiblemente algo atenuado" con respecto al final de 2015.

En cuanto a la rama industrial, el Banco de España indica que los indicadores cualitativos evolucionaron durante el primer trimestre en direcciones opuestas. Por un lado, el PMI de manufacturas retrocedió en marzo, mientras que el índice de confianza industrial de la Comisión Europea se recuperó ligeramente en ese mes.

Respecto al sector servicios, la autoridad monetaria destaca que la información más reciente apunta a una "ligera moderación" del comportamiento expansivo de la actividad, mientras que la construcción también ha registrado en este periodo una "leve desaceleración".

Sobre la inversión empresarial, afirma que los indicadores cualitativos mostraron señales divergentes en el conjunto del primer trimestre del año, con un empeoramiento en el clima de confianza de los productos de este tipo de bienes y una mejora de la cartera de pedidos prevista.Tono positivo del empleo

En cuanto al mercado laboral, el Banco de España apunta que los indicadores de empleo mantuvieron, al final del primer trimestre, un "tono positivo", con un avance interanual de los afiliados a la Seguridad Social en marzo del 2,8%, ligeramente por debajo del observado en los meses previos.

Por último, afirma que respecto a los indicadores que aproximan las presiones inflacionistas futuras, en febrero se intensificaron los ritmos de caídas de los componentes no energéticos de los precios industriales de importación y, en menor medida, de los de producción nacional.La actividad empresarial también sufrirá

Los indicadores muestran que varios sectores han visto frenada su actividad empresarial. La construcción es uno de ellos, ya que podría haberse producido una leve desaceleración en los primeros meses de 2016. 

Pero puede que la situación mejore a lo largo del año gracias al aumento de los visados de obra, que han sido mayor que en el mismo período de 2015.

Respecto a la inversión empresarial hay síntomas dispares, por un lado se encuentra el empeoramiento en el clima de confianza de los productores por este tipo de bienes y por el otro existe, al igual que en la construcción, un aumento en la cartera de pedidos prevista.El exportaciones crecieron

Las exportaciones reales de bienes aumentaron un 4,1% en tasa interanual, principalmente en bienes de equipo y de consumo duradero. Siendo el principal destino la Unión Europea por encima de los países extracomunitarios.

Las importaciones no gozan de tanta salud, el avance interanual en el promedio de enero y febrero fue del 3,9 %, lo que supone una descenso comparado el 7,3 % observado en el cuarto trimestre de 2015.Intenta destacar un momento favorable en algunos indicadores

Aunque subraye el momento convulso de la economía el Boletín Económico señala que en los últimos meses han venido registrándose avances en las bolsas, reducciones en los diferenciales de crédito y un retroceso de la volatilidad.

Además de otros factores positivos como la recuperación del precio del petróleo, el balance positivo de los primeros resultados empresariales publicados en Estados Unidos y la revalorización de algunos activos bancarios en Europa.

Pero estos datos no han impedido un estancamiento de las economías avanzadas de fuera del área del euro -y la del euro también. Algo similar ocurrió en las economías emergentes, como China o las de América Latina, que mantuvieron una "disminución gradual".

Mostrar comentarios