Viernes, 22.03.2019 - 16:04 h

El Corte Inglés activa la absorción de Hipercor y cambia el rumbo de sus ‘híper’

El grupo de grandes almacenes remite al Registro Mercantil el proyecto de fusión de su negocio de hipermercados de cara a su junta de accionistas de agosto.

La compañía presidida por Dimas Gimeno lleva meses revisando cada uno de los hipermercados para redefinir el espacio comercial, aunque mantendrá la marca.

Te interesa leer: Carrefour, El Corte Inglés y Mercadona entran en la batalla del 'súper' biológico. 

Centro de Hipercor y El Corte Inglés en Cornellá.

Un cambio de calado para la actividad de El Corte Inglés. La compañía presidida por Dimas Gimeno ha puesto en marcha, formalmente, la unión societaria de su negocio de grandes almacenes con la actividad de hipermercados. La empresa de distribución ya ha depositado en el Registro Mercantil el proyecto de fusión por absorción de Hipercor S.A. por parte de su principal sociedad, El Corte Inglés S.A. Una petición que llevó a cabo el pasado 11 de julio, según la información remitida al propio registro.

Este movimiento tendrá que ser tratado en la próxima junta de accionistas de la empresa de grandes almacenes, que siempre realiza el último domingo de agosto. Este año será el día 27. La integración, más allá del movimiento societario en sí, pone de relieve el cambio de rumbo de su actividad en el negocio de los hipermercados. El pasado febrero ya trascendió que El Corte Inglés estudiaba unir los destinos de ambas empresas para reorganizar su oferta comercial y lograr sinergias, dado que la actividad de los ‘híper’ ha sido una de las más golpeadas por la reciente crisis.

Ese replanteamiento, llevó a la empresa de distribución a estudiar ‘centro a centro’ qué hacer con los 43 establecimientos de Hipercor. Entonces, según la información publicada por la agencia Efe, la idea de la empresa pasaba por mantener esa enseña en la mayoría de locales, mientras otros pasarían al paraguas El Corte Inglés. Entre los que se planteó ese cambio, los de Pozuelo o Marbella.La marca sigue

En la mayoría, la idea de la compañía pasa por reducir el espacio destinado a la actividad tradicional del hipermercado, reordenar áreas y evitar redundancias, pero sin eliminar la marca y la identidad visual de Hipercor. Y, en todos los casos, sin tocar el empleo. Al cierre del ejercicio 2016, la filial contaba con 5.520 personas en plantilla. En total, el grupo El Corte Inglés rondaba los 92.000 trabajadores.

Hipercor tiene casi 40 años de historia a sus espaldas. La empresa de distribución creó la marca con Ramón Areces en la presidencia, en 1979. Un año después abrió su primer local en Sevilla. En un principio, la idea de la compañía era mantener la enseña El Corte Inglés para los establecimientos situados en centro de ciudad e Hipercor, para ese 'nuevo' formato situado en áreas de extrarradio. Unos centros que, ya en la década de los 90, fueron creciendo de tamaño. Inmuebles de tres pisos, dos de ellos para la actividad de hipermercado, y otra más bajo el paraguas de El Corte Inglés. Al final, este último ha impuesto su modelo.

Una de las claves es la evolución de los resultados de la filial. El pasado año, Hipercor registró un volumen de ingresos de 1.483 millones de euros, un 10% menos que un antes, Lo relevante es si se compara con lo que ocurría antes de la crisis. En 2006, Hipercor facturaba más de 3.400 millones.

Su rentabilidad también ha caído. En el último ejercicio (concluido el 28 de febrero de 2016), Hipercor ganó 18.000 euros, un 99% menos que en el año previo. En 2006, rozaba los 163 millones. “Para los próximos ejercicios las perspectivas de Hipercor se orientan hacia la modernización y adecuación de los centros comerciales existentes, continuar en la mejora de la gestión interna, y la incorporación de nuevas herramientas tecnológicas que permitan la obtención de una mayor eficiencia de nuestras inversiones y gastos”, explica la empresa en su última memoria.Cumplir con el jeque

El cambio también viene marcado por la necesidad del grupo de acelerar su rentabilidad porque tiene que cumplir con las exigencias que le impuso hace dos años el jeque catarí Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani. El inversor inyectó 1.000 millones de euros en la compañía a través de un préstamo convertible en acciones en un plazo de tres años, que vence en verano de 2018.

A cambio de esa inversión, la empresa encabezada por Gimeno se comprometió a retribuirle con un tipo de interés anual del 5,25% (52,5 millones de euros) y, de entrada, a entregarle el 12,25% de su accionariado. Sin embargo, ese porcentaje puede llegar hasta el 15% si El Corte Inglés no logra un crecimiento de rentabilidad marcado. Al cierre de 2016 no lo conseguía. En concreto, se comprometió a entregarle ese porcentaje del capital si el crecimiento de su resultado bruto de explotación (Ebitda) no llegaba al 12%. En el último dato publicado, a febrero de 2016, su Ebitda crecía a un ritmo del 10,4%. Le queda un año para lograr ese objetivo.

Ahora en Portada 

Comentarios