Dijsselbloem actúa como los políticos del sur y se aferra al sillón

  • "Lamento si alguien se ha ofendido por mi comentario. Era directo y puede ser explicado desde la estricta cultura calvinista holandesa, desde la franqueza holandesa", ha afirmado en un comunicado. "No tengo intención de dimitir".

    El Presidente del Eurogrupo había dicho que los países del sur de Europa se gastan el dinero en "alcohol y mujeres" y luego piden ayuda, lo que ha levantado una catarata de críticas en los países mediterráneos.

Dijsselbloem actúa como los políticos del sur y se aferra al sillón
Dijsselbloem actúa como los políticos del sur y se aferra al sillón
Iñaki Etxarri

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha lamentado este miércoles si "alguien" ha podido ofenderse por sus comentarios "malinterpretados" sobre los países del Sur de Europa, de los que dijo que habían gastado el dinero en "alcohol y mujeres", pero ha remarcado que no tiene intención de dimitir después que varios líderes del sur de Europa reclamaran su dimisión por sus palabras "racistas", "sexistas" y "desafortunadas"."Desde la estricta moral calvinista"

"Lamento si alguien se ha ofendido por mi comentario. Era directo y puede ser explicado desde la estricta cultura calvinista holandesa, desde la franqueza holandesa", ha afirmado en un comunicado. "No tengo intención de dimitir", ha añadido.#Dijsselbloem. Urgente! Se niega a dimitir y dice que se ha malinterpretado sus palabras.— Ernesto Ekaizer (@ErnestoEkaizer) 22 de marzo de 2017

Además, el también ministro de Finanzas holandés ha afirmado que la sentencia sobre alcohol y mujeres se refería a él mismo. "Dije que yo no podría esperar que si gasto mi dinero de una forma equivocada puedo pedir después apoyo financiero", ha argumentado.

De la misma forma, Dijsselbloem remarca de nuevo que en la entrevista subrayó la importancia de "la solidaridad y la reciprocidad" dentro del bloque comunitario, en el que "todos deben mantener los acuerdos", sobre todo "cuando en un punto necesitas asistencia financiera y cuando pides al resto apoyo financiero".El gobierno de Portugal y grupos de la Eurocámara piden que el holandés deje la presidencia del Eurogrupo https://t.co/VaqptxQyEz— Mariah (@OceanoDeAzahar) 22 de marzo de 2017

Las palabras de Dijsselbloem levantaron una oleada de críticas en Portugal, España, Italia o Grecia, desde donde se ha exigido, incluso, su dimisión. Incluso, las críticas han llegado desde todos los grupos del Parlamento europeo y hasta la Izquierda Unitaria Europea ha pedido la dimisión de Dijsselbloem.

Lo cierto es que las palabras del Ministro de Finanzas de los Países Bajos y Presidente del Eurogrupo, son una mala señal, tal y como informábamos este martes en www.lainformacion.com. Y un mal precedente en una Europa que se está resquebrajando por culpa de la opinión que tienen los países del Norte respecto a la vida en el Sur, sol, playa, licores y mujeres.Aquí tenéis el corte subtitulado de mi interpelación a @J_Dijsselbloem y su impresentable respuesta. Dimisión! https://t.co/9cZ0sCEbxq— Ernest Urtasun (@ernesturtasun) 21 de marzo de 2017

Eso es lo que se desprende de las palabras del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que ha señalado que es injusto que se den ayudas si los países no se esfuerzan. Mucho critican a Wilders pero bien que le copian sus eslóganes, tan falsos como hirientes, que solo provocan una ruptura en la unidad europea. Cierto es que tras las elecciones en Holanda el futuro de Dijsselbloem como ministro de Finanzas pende de un hilo. Así que para asegurarse la posición en su Gobierno ha hecho un Winders. Debe irse. Será, con sus desdichadas palabras, impropias de un político que se dice socialdemócrata, que Dijsselbloem no ha visto los recortes hechos por el gobierno de Rajoy, será que no ha visto los índices de pobreza en España, o que no se ha percatado de la reforma laboral que ha realizado España, por ejemplo. Son estos países del Sur tan denostados donde luego los alemanes veranean y donde muchos países de Europa llevan a cabo su turismo médico, que pagan con sus impuestos los ciudadanos del sur.Jeroen Dijsselbloem, al que tampoco se le conocen grandes méritos, se ha negado este martes en varias ocasiones a disculparse por sus comentarios en una entrevista en la que afirmó que los países del Sur no pueden gastarse el dinero en licor y mujeres y después pedir ayuda, y se ha defendido argumentando que el comentario explicaba su opinión sobre la solidaridad."No, ciertamente no", ha enfatizado el ministro de Finanzas holandés al ser preguntado por esta cuestión por el eurodiputado de ICV Ernest Urtasun. "No es lo que dije", ha añadido, para después mostrar su sorpresa por el hecho de que la prensa española haya recogido estas afirmaciones "por alguna razón"."Mi declaración es para dejar absolutamente claro lo que significa la solidaridad para mí. Soy socialdemócrata y valoro mucho el principio de solidaridad dentro de una sociedad, dentro de Europa. Pero siempre debe venir con compromisos y esfuerzos", ha argumentado ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara.El presidente del Eurogrupo ha señalado que es necesario asumir la responsabilidad de cumplir con el marco fiscal pactado por la Unión Europea y hacer todos los esfuerzos posibles para fortalecer tu propia economía antes de pedir solidaridad. La polémica surge por las palabras del holandés en una entrevista en el diario alemán 'Frankfurter Allgemeine Zeitung'. "Como socialdemócrata considero la solidaridad extremadamente importante. Pero quien la exige, también tiene obligaciones. No puedo gastarme todo mi dinero en licor y mujeres y a continuación pedir ayuda. Este principio se aplica a nivel personal, local, nacional e incluso a nivel europeo", opinó.Comparado con Wilders, los europarlamentarios españoles piden su dimisiónEl eurodiputado del PP Gabriel Mato también ha preguntado por este asunto al holandés, que ha insistido en su postura y ha añadido que sus comentarios no se centran en un país concreto o en un grupo de países.También se han pronunciado sobre esta cuestión el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis De Guindos, que ha calificado la afirmación como desafortunada y el eurodiputado del PP, Esteban González Pons, que ha defendido que el presidente del Eurogrupo debe disculparse o abandonar el cargo, puesto que ya no es neutral.Por otro lado, el eurodiputado del PSOE Javi López ha subrayado en una red social que las declaraciones de Dijsseblom representan el triunfo de la mentalidad de Wilders, en referencia al político xenófobo también holandés, al mismo tiempo que ha pedido la dimisión de Dijsselbloem como presidente del Eurogrupo y el nombramiento de un progresista «verdadero»."El presidente del Eurogrupo y ¿socialdemócrata? Dijsselbloem, tras reafirmarse en sus palabras, no puede seguir ni un día más en su cargo", ha criticado la eurodiputada de Izquierda Unida, Marina Albiol.

Mostrar comentarios