Domingo, 22.09.2019 - 02:30 h

El FMI advierte de un auge del populismo por la debilidad económica global

El 'Brexit' o el suave o inexistente crecimiento en Estados Unidos y Europa evitarán que la economía remonte, al menos en el corto plazo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha avisado que un estancamiento persistente puede avivar a los movimientos populistas e imponer restricciones sobre el comercio y la inmigración.

La campaña de Trump destaca que es un "genio" por no haber pagado impuestos durante 18 años

Si se mantiene el estancamiento económico podrían aumentar los movimientos populistas capaces de hundir la leve recuperación a través de sus políticas contrarias al comercio y la inmigación. Esto es lo de lo que ha intentado advertir el Fondo Monetario Internacional (FMI) hoy en Washington al presentar el nuevo informe 'Perspectivas Económicas Mundiales'.

"En su conjunto, la economía mundial se ha movido lateralmente", ha asegurado el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, indicando que el informe pone de manifiesto que, después de ocho años desde el inicio de la crisis, la economía no acaba de arrancar. "Sin una acción política decidida para apoyar la actividad económica a corto y largo plazo, el crecimiento a los niveles recientes corre el riesgo de perpetuarse", aseguró.

Motivo por el que el FMI advierte de que el persistente estancamiento, particularmente entre las economías avanzadas, podría impulsar los llamamientos populistas a imponer restricciones sobre el comercio y la inmigración, perjudicando la actividad, la productividad y la innovación

"Es de vital importancia defender las perspectivas de una creciente integración comercial", añadió Obstfeld, advirtiendo de que "dar la espalda al reloj del comercio sólo puede hacer más profundos y prolongados los periodos de inactividad". El FMI subraya que un aumento del proteccionismo en los mercados implicará mayores precios.Donald Trump y el 'Brexit'

Lo cierto es que las perspectivas para los países emergentes no son muy esperanzadores. Estados Unidos crecerá un 1,6% en 2016, seis décimas por debajo de lo que esperaba en julio. Su economía se encuentra inmersa en un crecimiento ramplón de las que se viene aprovechando desde hace meses Donald Trump para ganarse el apoyo de los estadounidenses. 

El FMI advierte del riesgo que corren el comercio y la inmigración ante este populismo. Justo los dos pilares en los que Trump ha basado su campaña. El desencanto de una parte de la población tras ocho años de crecimiento leve ha hecho que promesas como levantar un muro entre México y Estados Unidos sean recibidos con agrado.

Su intención de hacer a América grande de nuevo también pasa por clausurar todos los acuerdos comerciales que tiene Estados Unidos y facilitar el proteccionismo. No solo los que mantiene con los países colindantes, como México y Canadá, también el TTIP ha sido puesto en tela de juicio por el magnate republicano. Aunque en Europa empiezan las voces críticas contra dicho acuerdo por parte de algunos partidos.

Las advertencias del FMI parecían dirigidas también al 'Brexit'. La salida de Reino Unido de la Unión Europea ha sido señalada como uno de los principales motivos de la futura desaceleración. "El voto del 'Brexit' refleja un resentimiento contra la migración transfronteriza que ha alimentado el nacionalismo en Europa y puesto en tela de juicio la integración europea", dijo Obstfeld.

Porque los euroescépticos británicos sustentaron la campaña del 'Leave' en la crítica a la inmigración facilitada por las libres fronteras y en los mandatos económicos que 'impone' la UE al resto de países miembros. Farange, líder del UKIP, ha llegado a afirmar que habría que "enviar a los inmigrantes de vuela".

Pra Reino Unido las proyecciones son de un 1,8% para este año, 0,1% más de lo previsto, y un 1,1% para 2017, un 0,2% menos de lo que había predicho en julio. La institución, que hace unos meses calificó su salia de la UE como "un palo en la rueda", aclara que sus previsiones dependen de que las negociaciones de salida de la UE vayan bien y se traduzcan en solamente algunas barreras comerciales.Europa también sufre un auge populista

La institución presidida por Christine Lagarde ha querido resaltar que estos riesgos son mayores en las economías avanzadas, que crecerán un 1,6%, mientas que las economías emergentes cerrarán 2016 con un crecimiento del 4,2%, gracias al tirón de China (6,6%) y la India (7,6%).

Esta floja recuperación -combinada con la austeridad- ha sido la que ha ido favoreciendo los buenos resultados en las urnas de partidos que recogen esa indignación a lo largo y ancho del continente. Existen ejemplos en cada país: el movimiento antiinmigrantes y antiislam Alternativa para Alemania (AfD) que ya ha dado algún susto a Angela Mekel son un de los ejemplos a tene en cuenta, más cuando hay elecciones en Alemania en 2017.

Te puede interesar: Mapa de euroescépticos en la Unión Europea

En Francia, el Frente Popular de Marine Le Pen y que ya ha mostrado su acuerdo con el 'Frexit' - la salida de Francia de la UE-; en Hungría se celebró el pasado fin de semana un referéndum para dar la espalda a la política migratoria comunitaria; en Italia surgió el Movimiento Cinco Estrellas que hace peligrar la estabilidad del gobierno de Renzi si pierde el referéndum que planea celebrar este otoño y un largo etcétera.  Si a esos movimientos se les suma que los países de la zona euro crecerán un 1,7% este año y un 1,5% el próximo año, puede que el 'Brexit' no sea la última salida de la Unión Europea.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios