Lunes, 20.05.2019 - 15:17 h

Landewyck Tabacos inaugura en Gran Canaria su primera fábrica en España

El acto de inauguración contó con la presencia del consejero Delegado de Landewyck, Christian Greiveldinger; la Directora general de Landewyck Tabacos España, Begoña de Horna; y el Director de Mercado de Landewyck Tabacos Canarias, Juan Carlos Serrano. Además, asistió el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales; el director general de Industria del Gobierno Canarias, Erasmo García de León; y la presidenta de la ZEC, Beatriz Barrera, entre otros.

En cuanto a la nueva fábrica de tabaco de Landewyck es una nave de 1.500 metros cuadrados situada en el Polígono de Arinaga, que se ha acondicionado y equipado para alcanzar una producción de 190 millones de cigarrillos anuales por turno, según informó la empresa en un comunicado.

Al respecto, indicó que la fábrica llegará a su máxima capacidad a partir del primer año de funcionamiento, cuando se haya completado la puesta en marcha de la misma y la adaptación a la nueva Directiva del Tabaco que entra en vigor el próximo mes.

Esta fábrica servirá para realizar las marcas tradicionales de la compañía tabaquera luxemburguesa, tales como Austin, Elixyr y Ducal. La empresa ha invertido 2 millones de euros en este centro que está destinado principalmente al consumo local de las islas.

Landewyck Tobacco opera en España desde 2012 con sede propia aunque sus productos se comercializan en España desde el año 2002. Respecto al mercado canario estaba controlado hasta el momento por el área de exportación de la central de la compañía en Luxemburgo, si bien una vez que la sede en España "se ha consolidado manteniendo una cuota de mercado que sigue creciendo", el mercado canario pasará a estar bajo supervisión de Landewyck España.

Al respecto, el director de Mercado de la compañía en Canarias, Juan Carlos Serrano, destacaba que Landewyck "es una empresa familiar y como tal una gran familia". "Nos ha costado mucho conseguir este centro de producción en un momento en el que el mercado ha sufrido grandes cambios y las grandes multinacionales están cerrando fábricas", resaltó.

Por su parte, el CEO de Landewyck, Christian Greiveldinger, aseguró que la apuesta de la empresa por Europa "es firme" y agregó que "siempre" han operado bajo los controles y supervisión de las autoridades europeas, por lo que afirmó que "no" renunciarán a ello.

"Somos una empresa familiar pequeña pero estamos al nivel de las grandes en tecnología y calidad, como muestra la adaptación a la nueva Directiva del Tabaco que estamos llevando a cabo en lo relativo a trazabilidad e identificación", destacó.

La compañía, con más de 160 años de historia, afronta una etapa de expansión que en los últimos años le ha llevado a pasar de estar presente en ocho mercados internacionales en el año 2000, a 40 en la actualidad. La construcción de un nuevo centro de producción en Luxemburgo y esta fábrica en Canarias, son dos de los proyectos que la empresa está acometiendo para reforzar su productividad ahora que las grandes compañías están deslocalizando su producción fuera de la UE.

La estrategia de Landewyck con ambas plantas es seguir creciendo en su internacionalización. De reconocida tradición familiar, la empresa es de las pocas tabaqueras internacionales que fabrica exclusivamente en Europa, construyendo fábricas dentro del ámbito comunitario y sin deslocalizar la producción a mercados con costes más baratos. Actualmente es el quinto fabricante europeo de tabaco, por detrás de los grandes grupos multinacionales Phillip Morris, BAT (British American Tobacco), JTI (Japan Tabaco International), e Imperial Tobacco (Altadis).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios