Lunes, 06.04.2020 - 00:25 h

PRESIDENTES. PAUSA PARA ALMORZAR TRAS MÁS DE 4 HORAS CON LA PRIMERA RONDA DE INTERVENCIONES

- Las autonomías socialistas piden más financiación y acabar con la competencia fiscal entre comunidades. La VI Conferencia de Presidentes acaba de iniciar una pausa para almorzar tras más de cuatro horas de reunión, en la que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los máximos dirigentes autonómicos han realizado una primera intervención sobre la situación actual de España y la necesidad de un nuevo modelo de financiación.
La cumbre arrancó a las nueve y media de la mañana con una foto de familia en la que participó el rey Felipe VI, quien previamente había mantenido un breve desayuno de trabajo con los asistentes. Sólo han faltado el catalán Carles Puigdemont y el vasco Íñigo Urkullu, que han rechazado participar.
Tras la foto de familia, los asistentes se sentaron en una mesa con forma de 'U' y Rajoy abrió las intervenciones a puerta cerrada con un discurso en el que repasó la situación política y económica de España.
Entre otras cosas, el presidente del Gobierno destacó que el PIB está a punto de recuperar el nivel que tenía en 2007 antes de la crisis pero la recaudación permanece todavía 20.000 millones de euros por debajo.
A continuación, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, emprendió el turno de los autonómicos con una reivindicación para que el nuevo sistema de financiación tenga en cuenta que el principal gasto de las comunidades es la sanidad y se garantice su sostenibilidad.
La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, demandó ante Rajoy que se fijen topes mínimos y máximos a los impuestos que se transfieren a las comunidades autónomas, con el objetivo de evitar el llamado ‘dumping fiscal’.
Después tomaron la palabra los presidentes de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; de Asturias, Javier Fernández; de La Rioja, José Ignacio Cenineros, y de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, quien aprovechó para reclamar al Gobierno central y al resto de las comunidades un Pacto Nacional del Agua que garantice el suministro a todas las regiones.
El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, soltó en plena reunión que el nuevo modelo de financiación debería tener carácter retroactivo para compensar el dinero perdido durante los años que el modelo actual ha estado prorrogado y reclamó a la vez un pacto de Estado contra el "terrorismo machista" de la violencia de género.
El presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, sostuvo que la nueva financiación debe ser “una palanca para la recuperación social” y para eliminar las desigualdades que se han visto acentuadas durante la crisis económica de los últimos años.
Por su parte, el aragonés Javier Lambán exigió que el nuevo sistema tenga en cuenta para el reparto los "criterios básicos" de despoblación territorial y de dispersión de los habitantes.
Por su parte, el extremaño Fernández Vara dudó de que sea posible aprobar un nuevo modelo de financiación autonómica a lo largo de este mismo año y reclamó que el Estado corra con su parte de los gastos de la Ley de Dependencia.
El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, alabó el "discurso realista y centrado" de Rajoy y recordó que su comunidad tiene peculiaridades propias de financiación para compensar su condición de región "ultraperiférica".
No faltaron las intervenciones de la presidenta de Baleares, Francina Armengol; la presidenta de Navarra, Uxue Barkos; y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, quien demandó un sistema de financiación autonómico “transparente” y sin “retorcimientos estadísticos”, con el fin de hacer frente a necesidades que considera prioritarias como la financiación de la dependencia.
Los últimos en tomar la palabra fueron los presidentes de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; y los presidentes de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, Juan Vivas Lara y Juan José Imbroda, respectivamente.
El almuerzo de esta VI Conferencia de Presidentes va a consistir en un breve cóctel de pie para el Gobierno y los dirigentes autonómicos, que pueden compartir de pie en la Biblioteca del Senado mientras prosiguen las conversaciones.
Al terminar, el debate se reanudará para aprobar los 10 documentos propuestos por el Gobierno sobre financiación autonómica, reto demográfico, pacto de educación, cooperación en Protección Civil, unidad de mercado, creación de una tarjeta social, aplicación del bono social, participación de las autonomías en asuntos europeos, políticas de empleo y el reglamento con el que a partir de ahora funcionará la Conferencia de Presidentes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING