Relevan a presidente de petrolera estatal argentina YPF para renovar gestión

El gobierno de Argentina removió el miércoles a Miguel Galuccio de la presidencia del gigante petrolero estatal YPF con fines de renovación en la empresa y sin cuestionar su gestión, anunció una alta fuente oficial.

"Las autoridades creyeron que era importante consolidar un equipo de gestión nuevo. Galuccio fue un buen funcionario que actuó en un momento muy difícil", dijo el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, uno de los líderes de la alianza gobernante de centroderecha Cambiemos.

YPF tiene propiedades en el yacimiento de Vaca Muerta, uno de los mayores del mundo de hidrocarburos no convencionales (petróleo y gas de esquisto), situado en provincias del sudoeste del país. En 2015 alcanzó un 62,5% de participación en el mercado local de combustibles.

Galuccio había sido nombrado por la expresidenta Cristina Kirchner (2007-2015) cuando en 2012 expropió las acciones de control de la mayor compañía del país a la firma española Repsol. Argentina indemnizó después a la empresa europea con unos 5.000 millones de dólares.

"(Galuccio) manejó una empresa absolutamente central, lo hizo con bastante profesionalismo, sometido a los objetivos que tenía el gobierno anterior", elogió Pinedo, quien fue presidente argentino por 12 horas antes de asumir el jefe de Estado Mauricio Macri en diciembre pasado.

Galuccio seguirá al frente de la firma hasta la próxima asamblea de accionistas. "Han sido cuatro años en que cambiamos el rumbo de YPF para volver a convertirla en el motor del desarrollo energético del país", dijo en un comunicado de prensa.

El ejecutivo llegó a la compañía con una amplia trayectoria en el sector petrolero privado. Fue nombrado en mayo de 2012 tras la expropiación del 51% de las acciones que poseía YPF.

Permanecerá en el cargo "hasta el último día hábil de abril cuando se ponga a referéndum de la asamblea de accionistas", dijo a la AFP una fuente de la petrolera.

Pinedo había objetado en su cuenta de la red social Twitter que "YPF tiene un endeudamiento que duplica su margen operativo".

Tras una reunión con el ministro de Energía, Juan José Aranguren, Pinedo cuestionó las cuentas de la petrolera al citar "una deuda inesperada de casi 400 millones de dólares" con Bolivia por la importación de gas.

"A Bolivia no se le pagaba el gas desde mediados del año pasado", afirmó Pinedo.

Se espera la presentación de los resultados económicos de la petrolera, que según la prensa local, registran un crecimiento fuerte de su pasivo y se lo atribuye en parte a la fuerte devaluación de 30% que impulsó Macri tras asumir el 10 de diciembre último.

YPF fue privatizada en la década de 1990 por el gobierno derechista del presidente Carlos Menem (1989-99). Cuando atravesaba una crisis financiera y de producción, Kirchner decidió reestatizarla, con el argumento de recuperar la soberanía hidrocarburífera.

Durante su campaña electoral, Macri había respaldado la continuidad de Gallucio y a la vez descartó planes de privatización de la petrolera.

En su último balance, publicado en febrero del año pasado YPF, reportó que en 2014 obtuvo una ganancia de 9.000 millones de pesos (1.030,9 millones de dólares al cambio de entonces), un 58,50% más que el año previo.

También, reportó un sostenido crecimiento de la producción total de hidrocarburos, crudo y gas, y un crecimiento del 11,90% de las reservas probadas merced a un ambicioso plan de inversión que duplicó el presupuesto en ese rubro.

El incumplimiento de inversiones proyectadas fue el principal argumento del kirchnerismo para impulsar la expropiación a la española Repsol.

sa/pb/cn/dm/llu

Mostrar comentarios