Lunes, 17.06.2019 - 01:22 h
Minimiza la multa por vender acciones de Abengoa

Borrell asume la sanción de la CNMV pero insiste: no hubo información privilegiada

El ministro no piensa en dimitir: "Todo esto se debe a que estamos en periodo electoral y la oposición estira el chicle".

Josep Borrell durante la sesión de control al Gobierno
Borrell asume la sanción de la CNMV pero insiste: no hubo información privilegiada. / EFE

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, se ha referido este jueves por primera vez a la confirmación de la sanción por una infracción muy grave impuesta por la Comisión Nacional del Mercado de Valores tras utilizar información privilegiada en la venta de unas acciones de Abengoa (empresa de la que era consejero) en noviembre de 2015.

Lo ha hecho 48 horas después de que el Boletín Oficial del Estado publicase la notificación y pese a la insistencia de partidos como Podemos y el PP de que dimita. "Ya he dicho todo lo que tenía que decir", ha señalado a los medios antes de participar en un acto de las Cámaras de Comercio. Y todo lo que ha dicho al respecto es que asume la multa pero insiste en que no incurrió en el uso de información privilegiada.

Sobre la publicación en el BOE de una multa cuya existencia adelantó La Información, Borrell ha explicado que "únicamente es la lógica consecuencia de no haber recurrido" ante el Ministerio de Economía y que se trata de una "sanción de carácter mínimo". "Si he renunciado a recurrir por mi condición de ministro, no tendría mucha lógica que no recurriera por ser ministro y luego dimitiera de ministro",  ha puntualizado.

"Ya lo expliqué. Esto es una parte mínima de la cartera que tenía", ha continuado a la vez que subrayaba otra de sus grandes líneas de defensa desde que salió el caso hace mes y medio: vendió apenas 9.000 euros en acciones, "cuando tenía mucho más dinero". Es decir, si se hubiera aprovechado de su conocimiento interno de la empresa (que se declaró en preconcurso de acreedores dos días después de la operación),

Por todo ello, y porque ha incidido en que ya habló de este asunto dos veces en sede parlamentaria, descarta las dos peticiones que se han alzado desde la oposición, la dimisión o la comparecencia urgente para dar cuenta de la polémica. "La asumo y punto", ha apuntado en varias ocasiones ante la insistencia de los periodistas, en referencia a que renunció a seguir con el proceso y recurrir (que es la forma como no se acepta una multa) para no interferir en el Consejo de Ministros, ya que la decisión hubiera recaído en el Ministerio de Economía. Finalmente, ha achacado el revuelo político a que estamos en periodo electoral: "Estamos en periodo electoral y es normal que la oposición tire del chicle".

"El expediente está concluido, la CNMV ha hecho sus investigaciones, hay un deber de confidencialidad y he dicho todo lo que tenía que decir", ha concluido el ministro de Exteriores, quien ni siquiera ha contestado a la posibilidad de que contactase con el actual número dos de Teresa Ribera (entonces también en Abengoa) antes de vender las acciones a finales de 2015, una acción por la que Ciudadanos ha pedido su comparecencia en el Congreso. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios