Abiertos 29 expedientes a televisiones en 2012, 17 por exceso de publicidad

  • El Ministerio de Industria, Energía y Turismo abrió 29 expedientes sancionadores -4 están en trámite- a las cadenas de televisión en 2012 por incumplimientos de la normativa audiovisual, la mayoría (17) por exceso de publicidad y cinco por la emisión de contenidos no aptos para menores.

Madrid, 29 abr.- El Ministerio de Industria, Energía y Turismo abrió 29 expedientes sancionadores -4 están en trámite- a las cadenas de televisión en 2012 por incumplimientos de la normativa audiovisual, la mayoría (17) por exceso de publicidad y cinco por la emisión de contenidos no aptos para menores.

Según ha informado en una nota el departamento que dirige José Manuel Soria, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información ha incoado además tres expedientes por publicidad encubierta y otros 4 por interrupciones publicitarias.

En los tres primeros meses de 2013, se han incoado en total 14 expedientes, siete de ellos por programación de contenidos perjudiciales para los menores y uno de emisión de tarot fuera del horario permitido.

La nota subraya el incremento que han experimentado los expedientes sancionadores por la emisión de contenidos no aptos para menores, ya que en 2011 se incoó uno solo frente a los cinco del año pasado.

La nota destaca que uno de los principales objetivos que se ha planteado el Gobierno en el último año ha sido el de profundizar e incidir en las actuaciones encaminadas a salvaguardar los derechos de los niños frente a la publicidad y, en especial, frente a los contenidos de la programación.

En este sentido, añade, en las sanciones de protección del menor se han separado las de contenidos por programación de las de contenidos por publicidad y tarot.

Además de las sanciones por protección del menor, las infracciones referidas al exceso de emisión de espacios publicitarios suponen casi todos los años más de la mitad de las sanciones impuestas.

Otras actuaciones sancionadoras hacen referencia a la identificación y colocación de publicidad en programas, el efecto que su emisión puede tener en la integridad de obras audiovisuales a las que interrumpen, o la publicidad encubierta.

Por último, se recogen las sanciones impuestas por los cambios de programación sin respetar el tiempo mínimo establecido para comunicar el cambio y por el incumplimiento de la obligación de las televisiones de financiar obras audiovisuales europeas con el 5 por ciento de sus ingresos.

Mostrar comentarios