Acaba agosto, vuelven las reformas

  • Conde Madrid, 31 ago.- Dos reformas importantes destacan en la agenda económica del Ejecutivo para el curso que ahora empieza: la fiscal y la de las pensiones, y en esta última empiezan a trabajar el Gobierno y los agentes sociales desde el próximo lunes. Acaban las vacaciones y volvemos al trabajo.

Carlos Serrano-Conde

Madrid, 31 ago.- Dos reformas importantes destacan en la agenda económica del Ejecutivo para el curso que ahora empieza: la fiscal y la de las pensiones, y en esta última empiezan a trabajar el Gobierno y los agentes sociales desde el próximo lunes. Acaban las vacaciones y volvemos al trabajo.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha convocado a los líderes de la patronal y de los sindicatos para explicarles la propuesta gubernamental para introducir el factor de sostenibilidad en el sistema de pensiones públicas.

El documento que Báñez entregará a sus interlocutores se basa en el informe elaborado por el grupo de expertos al que el Gobierno encargó hace unos meses un análisis y una propuesta de modificación del actual modelo de pensiones para hacerlo sostenible en el tiempo y adecuarlo al aumento de la esperanza de vida.

La intención del Gobierno es enviar el proyecto de ley a las Cortes antes de que acabe septiembre, así que es de prever que la nueva regulación esté aprobada antes de fin de año.

La otra gran reforma será la tributaria, que estará lista en el primer trimestre de 2014, según anunció recientemente el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El propio Rajoy ha asegurado hoy que esa reforma conllevará una bajada de impuestos, aunque no ha precisado cuáles ni si esa disminución nos devolverá a la situación anterior a la subida que aprobó también el PP para aumentar los ingresos y poder reducir el déficit.

Esa disminución de impuestos será posible porque la situación económica empieza a dar signos de recuperación, según diferentes indicadores que manejan tanto el Gobierno como analistas privados.

Uno de los factores que más contribuyen a esa percepción es la buena evolución del sector exterior, que ha permitido anotar en la balanza de pagos el primer superávit semestral por cuenta corriente desde 1997.

El dato fue facilitado ayer por el Banco de España y refleja una mejoría de los intercambios con el exterior que se acompaña de una notable corrección del déficit comercial, de un aumento de los reembolsos de las empresas españolas en otros países y, cómo no, de los buenos datos que aporta el sector turístico.

Otra corrección es la que afecta a las cuentas del Estado, cuyo déficit ha caído el 3,2 por ciento en los primeros siete meses del ejercicio y se ha situado en el 4,38 % del PIB. Hace un año, el saldo negativo se cifraba en el 4,53 % del producto interior bruto.

No obstante, esa cifra debería ir corrigiéndose aún más durante los próximos meses, ya que el objetivo fijado en el Programa de Estabilidad aprobado por la Comisión Europea es del 3,7 % para 2013.

Aún queda un buen trecho, pero también es cierto que el calendario de pagos y transferencias a comunidades autónomas tiende a concentrar en la primera parte del año el mayor volumen de abonos, por lo que, si no ocurre nada excepcional, es de prever que el déficit continúe su tendencia descendente en esta segunda parte de 2013.

También es previsible que sea favorable el dato del empleo registrado en agosto, favorecido por el auge de la actividad turística. El dato lo conoceremos el martes.

Mostrar comentarios