Sábado, 19.10.2019 - 19:48 h
Diez megaproyectos

Acciona, CAF: las firmas españolas optan a un botín de 7.500 millones en Australia

El proyecto de mayor interés es la construcción de túneles de las carreteras del North East Link, cuyo coste se cifra en 4.327 millones de euros.

Acciona
Varias empresas españolas buscan adjudicarse diez megaproyectos en Australia. / Efe

Varias empresas españolas como Acciona o Ferrovial buscan adjudicarse diez megaproyectos, valorados en unos 7.500 millones de euros (8.191 millones de dólares), que se licitan en Australia, país en el que afianzan su presencia, especialmente en el sector de infraestructuras. Acciona, CPB Contractors de Cimic (ACS) y Broadspectrum Australia (Ferrovial), además de CAF, Naturgy y Sacyr, se han postulado por separado a estas jugosas licitaciones, según la Oficina Económica y Comercial de España en Australia, que recopila información de las licitaciones públicas.

"Hay una presencia muy notable de las empresas españolas en el sector de las infraestructuras, pero también en el de la energía, concretamente en las renovables, así como los servicios y, por supuesto, destaca la construcción de buques para la Marina por parte de Navantia", dijo a Efe el embajador de España en Australia, Manuel Cacho.

De estos diez megaproyectos, el de mayor interés por su monto es la construcción de túneles de las carreteras del North East Link, en el estado sureño de Victoria, cuyo coste se cifra en 4.327 millones de euros (4.726 millones de dólares). 

Acciona, CPB Contractors y Broadspectrum compiten dentro de tres consorcios distintos preseleccionados para este megaproyecto, considerado como uno de los más ambiciosos de Australia y cuya adjudicación no se conocerá hasta 2020. Desde 2014, las empresas españolas se han adjudicado 128 proyectos en Australia con un coste de más de 51.000 millones de euros (55.700 millones de dólares).

Un 27,3% de estos contratos fueron adjudicados en el sector de infraestructuras y transporte por carreteras, otro 18,7% al del transporte ferroviario y un 23,4% a energías renovables, de acuerdo con la Oficina Comercial de España, con sede en Sídney. Otras empresas españolas que cobran más relevancia son las proveedoras de material rodante con proyectos de trenes ligeros o trenes regionales, como son los casos de Acciona, Pacific Partnerships, UGL y CPB Contractors, de Cimic (ACS).

Asimismo, CISE e Indra entraron con fuerza en el mercado australiano para brindar servicios tecnológicos a proyectos de transporte o de seguridad, mientras que otras compañías se consolidan en proyectos de infraestructuras mineras, en la gestión de basura reciclable o la conversión de desechos en energía limpia.

Con un territorio de 7,7 millones de kilómetros cuadrados, Australia, que cuenta con 28 años de crecimiento económico continuo, ha apostado por el desarrollo de sus infraestructuras para hacer frente al rápido crecimiento de su población, que pasará de unos 25 millones a 31,4 millones en 2034. El Gobierno federal tiene previsto invertir cerca de 61.797 millones de euros (67.518 millones de dólares) en infraestructuras en los próximos diez años, mientras que cada estado o territorio tiene un presupuesto adicional para este sector.

Según la Auditoría en Infraestructuras de Australia, en 2018 se construían proyectos de infraestructura terrestre por un valor de 80.491 millones de euros (87.892 millones de dólares). Por su lado, los Gobiernos estatales, principalmente de Nueva Gales del Sur y Victoria, destinaron al sector ese mismo año 24.150 millones de euros (26.368 millones de dólares).

"Estamos viendo inversiones por parte de los Gobiernos estatales en grandes proyectos de infraestructuras billonarios, entonces es un mercado de gran interés para las empresas españolas", dijo a Efe la presidenta de La Cámara (Oficial de Comercio España-Australia), María José Rodríguez, quien además es una alta ejecutiva de Acciona.

Uno de los mayores retos que afrontan las empresas españolas en el mercado contractual australiano es que "sus procesos son largos y costosos debido al gran nivel de detalle que se solicita durante la oferta", precisó la presidenta de La Cámara.

Aún así, las empresas españolas apuestan por Australia, un país "que está dando mucho trabajo a muchos profesionales españoles que buscan oportunidades en proyectos largos y complejos con el fin de seguir creciendo y evidentemente cuando las empresas matriz que están basadas en España tienen beneficios", agregó Rodríguez.

Ahora en Portada 

Comentarios