Martes, 26.03.2019 - 20:11 h
Las razones del acuerdo presupuestario

La 'jugada maestra' del PNV mejorará el sueldo a dos de cada tres jubilados vascos

Los pensionistas vascos, con las prestaciones más altas del país, se habían quedado en su mayoría fuera de las mejoras planteadas por el Gobierno

La pensión media por comunidades autónomas

Cuando uno dispone de los cinco votos que pueden 'salvar' o hacer naufragar los Presupuestos que regulan el pulso económico y social de todo un país...y la estabilidad de un Gobierno en minoría tiene poder para pedir casi cualquier cosa: inversión en infraestructuras, dinero para el AVE, nuevas competencias. El PNV, sin embargo, optó por pedir una subida generalizada de todas las pensiones conforme al IPC (1,6%), un incremento extra de las pensiones de viudedad vía elevación de la base reguladora desde el 54% 'pintado' en los Presupuestos al 56% y retrasar la activación del factor de sostenibilidad de las pensiones hasta 2023. ¿Por qué optar por una medida de implicaciones tan generales pudiendo obtener una ventaja específica en el ámbito doméstico?

Un vistazo somero a las estadísticas sobre pensiones de la Seguridad Social ofrece información muy reveladora para responder a esta pregunta. Resulta que los jubilados del País Vasco disfrutan de la pensión media más alta de todo el territorio nacional (1.333,81 mensuales, según la última actualización de la estadística con datos a 1 de marzo de 2018, frente a los 1.079,16 euros de la media del Estado) y que en una relación aproximada de dos de cada tres esta circunstancia les había dejado fuera del paquete de subidas selectivas para las pensiones más bajas que se preveía en el proyecto presupuestario.

Súmese a esta circunstancia que el País Vasco ha acogido alguna de las concentraciones de pensionistas más multitudinarias de las últimas semanas y la presión política ejercida por formaciones como Bildu y Podemos para que el Gobierno Vasco - en manos del PNV- complementara con fondos propios la mínima subida del 0,25% planteada con carácter general, para explicar por qué el Grupo Vasco ha decidido apuntar a las pensiones a la hora de 'capitalizar' su apoyo parlamentario.

Según las estadísticas de la Seguridad Social, en el País Vasco hay cerca de 550.000 pensionistas, y según las estimaciones de los colectivos que han promovido las concentraciones de protesta de pensionistas en Euskadi, alrededor de 192.000 perciben menos de 700 euros al mes, es decir, alrededor de un tercio del total. 

Precisamente ese colectivo era el principal beneficiario de las medidas previstas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que preveían una subida del 3% para las prestaciones asistenciales y para las pensiones contributivas más bajas del sistema, y un incremento de entre el 1,5% y el 1% para las situadas entre los 9.800 y los 12.040 euros al año.

A falta de referencias estadísticas precisas sobre la distribución de los pensiones vascos por tramos de renta, los cálculos realizados por las asociaciones de jubilados situaban fuera del perímetro de esas actuaciones a un elevado porcentaje de pensionistas vascos, que gracias a la subida generalizada arrancada por el PNV, y que tendrá un coste de en torno a 300 millones de euros para las arcas públicas, verán ahora incrementada su pensión en una cuantía que al menos no les hará perder poder adquisitivo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios