Lunes, 25.03.2019 - 02:46 h
Prevé cuatro millones de pasajeros

Aena inaugura este martes el aeropuerto número 50 de la red pública: el de Murcia

Un vuelo de Ryanair procedente del aeropuerto británico de East Midlands estrenará la pista 16 años después de ser declarada de interés general.

Fotografía Aeropuerto Murcia-Corvera / AIRM
Un vuelo de Ryanair procedente del Reino Unido inaugurará este martes la pista número 50 de la red pública española de aeropuertos de interés general / AIRM

Un vuelo de Ryanair procedente del aeropuerto británico de East Midlands (Condado de Derbyshire) inaugurará el próximo martes en torno a las 10.30 horas - si se cumple la proverbial puntualidad británica - la infraestructura aeroportuaria que redondeará hasta el medio centenar la red española de aeropuertos de interés general: el Aeropuerto Internacional de Murcia-Corvera.

El nuevo aeropuerto, que será gestionado por Aena, empezará a operar 16 años después de haber recibido la declaración de infraestructura de interés general por parte del Gobierno, once años después del inicio de las obras y tras atravesar todo tipo de vicisitudes desde que el Gobierno de la Región de Murcia adjudicara la construcción y la concesión para los próximos 40 años del aeropuerto a la sociedad Aeromur, liderada por la constructura Sacyr.

Las obras se iniciaron en julio de 2008 y se paralizaron en 2010 en plena crisis económicatras lo que el Gobierno regional avaló un crédito a Aeromur de 182,6 millones de euros para acabarlas con un coste total estimado en 256 millones. La infraestructura se terminó en enero de 2012, pero no llegó a abrir sus puertas y en diciembre de 2013 el Gobierno murciano se vio obligado a asumir el crédito avalado, lo que según los cálculos de la oposición le está costando 20.000 euros diarios a las arcas públicas, informa Efe.

En 2015 se rescindió el contrato rubricado en 2007 con Aeromur lo que abrió una pugna judicial con la compañías y con su principal socio, Sacyr, por la que la constructora reclama nada menos que 518 millones de euros al Gobierno Regional con los costes de construcción e la infraestructura y el potencial lucro cesante de la resolución del contrato.

El Gobierno Regional sacó de nueva la infraestructura a concurso y Aena resultó adjudicataria en diciembre de 2017, ahora por 25 años, y será la primera vez que opere en España un aeropuerto que no es suyo, aunque lo hace con 15 en México, Colombia y Reino Unido.

La operadora estatal, que se quedó sola en el concurso tras abandonarlos Corporación América y Edeis Management, pagará 0,84 euros por pasajero durante los 10 primeros años de la concesión (11 céntimos más del mínimo previsto en el pliego de condiciones, un 15 % más) a partir del momento en el que supere el millón de viajeros.

Ese canon aumentará hasta los 2,56 euros a lo largo de la concesión, y el Gobierno autonómico percibirá también el 10 % de los ingresos por tráfico aéreo de mercancías desde 50.000 toneladas. Los trabajadores de Aena que prestaban servicio allí se trasladarán a Corvera, como todas las operaciones de vuelo previstas para la temporada de invierno, que finaliza el 31 de marzo.

La idea es que las aerolíneas que prestaban su servicio en San Javier (Ryanair, Easyjet, Tui y Jet2, con conexiones a Bélgica, Irlanda, Reino Unido y Holanda) mantengan todas sus rutas. Para el verano, la asturiana Volotea ha anunciado que abrirá una conexión con esa región y la noruega Norwegian con ese país.

Aena prevé que las aerolíneas y destinos vayan aumentando paulatinamente a lo largo de los años que durará la concesión y espera alcanzar los 4 millones de pasajeros al finalizarla, el doble de las mejores cifras logradas por San Javier antes de la crisis y más del triple que sus resultados actuales.

El aeródromo tiene capacidad para 140 operaciones diarias, una cada 4 minutos, y el Gobierno prevé que supondrá la creación de 500 empleos directos en su primer año y aporte unos 500 millones de euros a la economía regional a lo largo de esos 25 años.

El nombre oficial será Aeropuerto Internacional Región de Murcia, ya que la propuesta del Gobierno regional para llamarlo Juan de la Cierva, en recuerdo del inventor del autogiro, no ha recibido aún respuesta del Ministerio de Fomento, que debe autorizarlo.

La compañía espera igualar este año los resultados del cercano aeropuerto de San Javier, que cerró 2017 con 1,2 millones de viajeros también operado por Aena en vuelos comerciales desde 1968. Mañana será el último vuelo civil en esa instalación militar, en cuya ampliación Aena invirtió unos 70 millones entre 2001 y 2015.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios