Lunes, 16.12.2019 - 13:56 h
Frenazo del mercado laboral

Agosto confirma el 'pinchazo' del empleo con la mayor sangría desde el año 2008

El final de la campaña de verano deja 212.984 cotizantes menos, el peor dato en once años, y el paro sube en 54.371, el mayor aumento desde 2010.

Paro agosto 2019
 

Se acaba el verano y, con él, el grueso de los contratos ligados a la temporada estival. Agosto es un mes tradicionalmente flojo para el mercado laboral, pero en esta ocasión el balance ha sido mucho peor que en los últimos años: se han perdido 212.984 puestos de trabajo, la mayor sangría del empleo en este mes desde el año 2008, y el paro ha subido en 54.371 personas, el mayor incremento en este periodo desde 2010. 

Los datos que acaba de difundir el Ministerio de Trabajo constatan así el 'pinchazo' del mercado laboral español. Todas las miradas estaban puestas hoy en los registros de afiliación y paro. Se sabía que las cifras no iban a ser optimistas, pues así lo marca la tradición estadística, pero no se esperaban tan agoreras. El peor desempeño del empleo en este mes desde hace once años y la mayor subida del paro en los últimos nueve años hacen saltar todas las alarmas en un momento en el que la economía española empieza a renquear, como ya reflejan la mayoría de los indicadores macroeconómicos.

Después del batacazo de julio, cuando en un periodo clave para la contratación por el impulso de la campaña veraniega el desempleo se redujo apenas en 4.253 personas, la cifra más baja desde 2008, y la afiliación creció solo en 15.514 cotizantes, el menor aumento desde 2012, el dato de agosto ha vuelto a decepcionar. Ya lo advirtió BBVA Research: el paro subirá en este tercer trimestre por primera vez desde el año 2013.

¿Qué ha pasado en agosto? El Ministerio destaca en su nota la evolución interanual del mercado de trabajo, pero incluso con esa perspectiva se hace ya evidente el frenazo. Por el lado de la afiliación, los 480.413 ocupados más se quedan muy lejos de los 529.970 de agosto de 2018, y más de los 609.849 de 2017, y suponen un ritmo de crecimiento anual del 2,55%, lejos ya de las tasas superiores al 3% de los años de la recuperación que vinieron tras la crisis económica. Del lado del paro, los 116.264 desempleados menos no alcanzan los 200.256 de 2018, ni mucho menos los 315.172 de 2017 o los 370.459 a estas alturas de 2016.

Frenazo, por tanto, en la evolución mensual y en la anual. Y una foto fija del mercado laboral que deja todavía 3.065.804 parados, "su nivel más bajo en un mes de agosto de los últimos 10 años", tal y como destaca el departamento que dirige Magdalena Valerio, pero todavía por encima de la barrera 'maldita' de los 3 millones de desempleados. Por el lado de la afiliación, la Seguridad Social cuenta con 19.320.227 cotizantes, la mayor cantidad a estas alturas del año desde que hay registros, pero lejos de los 19,53 millones que se alcanzaron en julio.

Se acabó el verano

Una cosa está clara: se acabó el verano en el mercado de trabajo. En agosto se extinguen muchos de los contratos ligados a la temporada estival que dan cobertura al repunte de la demanda en actividades como la hostelería o el comercio, pero también las sustituciones por vacaciones en sectores como la industria o la educación. Esto es así en todos los meses de agosto. De hecho, desde 2001 siempre ha aumentado el paro registrado a estas alturas del año, salvo en 2013, cuando se redujo en 31 personas. También el descenso de la afiliación en agosto es una constante en toda la serie histórica.

En el octavo mes de este año el desempleo registrado ha subido en la Industria, en 7.756 personas, en la Construcción, en 11.365 parados, y sobre todo en el sector Servicios, que ha dejado en el paro a 45.707 personas. Mientras, se ha reducido en la Agricultura, con 6.655 parados menos, y en el colectivo sin empleo anterior (-3.802 parados). 

Mientras, la afiliación a la Seguridad Social en el Régimen General creció en términos absolutos en Actividades Sanitarias y Servicios Sociales (22.124); mientras que disminuyó en Educación (-59.630), Construcción (-27.464), Industria Manufacturera (-22.760), Actividades Artísticas y de Entretenimiento (-16.063), Actividades Administrativas (-14.224), Actividades Científicas (-12.180), Comercio  (-12.062) y Administración Pública (-10.668). Asimismo, se perdieron 17.282 autónomos en el mes.

Desplome de la contratación fija

Respecto a la contratación, tampoco deja buenas noticias. En agosto se firmaron 1,52 millones de contratos, un 5,15% menos que en el mismo periodo de 2018. Además, como de costumbre, la mayoría de ellos fueron  temporales (1,4 millones). Esto significa que solo 123.277 contratos, un 8,11% del total, tuvieron carácter indefinido, de los que 75.553 fueron a tiempo completo y 47.724 a tiempo parcial.

Llama especialmente la atención el desplome que sufre la contratación fija, con una caída mensual que roza el 20% (-19,91%) tras perderse 30.644 contratos indefinidos respecto a julio. En términos anuales se dejan de firmar 95.325 contratos de carácter estable, lo que implica un retroceso del 6,5%, el mayor en todo lo que va de año. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING