La sequía y riadas en Murcia arruinan la mayoría de los cultivos, cosechas y ganadería

La sequía y riadas en Murcia arruinan la mayoría de los cultivos, cosechas y ganadería

Un balance "extraño" aunque negativo que ha presentado COAG este jueves en rueda de prensa. Y es que, aunque las lluvias acabaron con la sequía que padeció la Región durante la mayor parte del año y han sido "positivas y beneficiosas" para el secano y la recarga de los acuíferos, la mayoría de los cultivos se han echado a perder.

Así lo ha manifestado el presidente de COAG en Murcia, Miguel Padilla, quien considera que 2015 "fue un año extremadamente malo por la sequía, y por la cual se produjo un gran desorden en la planificación de las plantaciones y cultivos y el primer mes de 2016 se caracterizó escasez de agua y altas temperaturas".

Tras las heladas de febrero que hicieron un daño "importante" en los frutales de hueso, acabando con más del 70 por ciento de estos, los meses posteriores, recuerda, registraron una sequía importante en el regadío, ya que "todas las comunidades regantes dependientes de Tajo-Segura comenzaron a sufrir tal escasez de agua y estuvieron cuatro meses sin recibir ninguna dotación de este y por ello se agravó mucho la situación. Todo esto más la situación del Mar Menor con el cierre, posterior, de los pozos del Campo de Cartagena, empeorando aún más las zonas productoras de hortalizas", como el Campo de Cartagena y la del Guadalentín.

Asimismo, Padilla ha querido resaltar que a todos estos acontecimientos se les sumó "algunas decisiones políticas que en su momento no compartimos y que a lo largo del año ha quedado demostrado que se podía haber actuado y solucionado de otra manera e incluso las rupturas que se produjeron en las conducciones de salmuera que han tenido un peso importante en las últimas inundaciones ocasionadas por las lluvias".

BALANCE 2016 EN AGRICULTURA

Padilla ha afirmado que el 2016 se cerrará con un nivel de producciones agrícolas muy variado debido a la situaciones adversas de tiempo que ha experimentado la Región en este periodo y ha señalado el estado de diferentes productos.

Como ejemplo, en el caso del brócoli, que atraviesa en una situación "difícil", ha puntualizado que en el último mes, el 40 por ciento de este se ha echado a perder o no estaba en condiciones óptimas para salir al mercado; o la pérdida de una gran cantidad de lechugas por las inundaciones.

La alcachofa, por su parte, "un producto emblemático dentro de la Región", también ha sufrido daños importantes por dicha fenómeno meteorológico y "han aparecido unas manchas negras, que aunque no se hayan echado a perder y aún puedan ser consumidas, ha ocasionado que no interese para el mercado".

Las cantidades de cítricos han descendido notablemente debido a que muchos de estos frutos han caído al suelo a causa de la lluvia persistente, sobre todo en el caso de la mandarina y la naranja. Asimismo, la uva de mesa, que tal y como ha señalado Padilla "escaseaba por la zona, la mayoría se ha deteriorado".

Respecto al secano, el presidente de COAG ha resaltado que el 90 por ciento del cereal "se echó a perder e incluso no nació" debido a la sequía, aludiendo a un descenso de entre un 70 y un 75 por ciento; y los viñedos, que lo han hecho en un 30 por ciento. Asimismo, se ha producido una merma del 40 por ciento en la producción de frutos secos.

Aunque ha señalado que aún no se puede cuantificar el daño que ha sufrido la agricultura por los efectos del pasado temporal, ya que "hoy podemos ver que las plantaciones están bien pero puede ser que mañana se echen a perder y que queden inservibles por completo", ha comentado que hasta dentro de unos días no se podrá realmente el estado agrario de la Región".

GANADERÍA EN 2016

En materia de ganadería, Padilla ha asegurado que aunque en 2015 se vivió una situación muy "catastrófica" en el sector porcino, se ha producido una notable recuperación de precios y se han abierto nuevos mercados, lo que ha ocasionado que el porcino "a día de hoy sea una de las producciones más estables de la Región, y aunque esto es variable, se ha mejorado la situación respecto a estos años atrás".

El ovino y el vacuno, por su parte, permanecen estables pero "tanto en consumo y producción dependemos mucho de países árabes y si un día fallan, debido a la inestabilidad que padecen, tendríamos un problema muy grave".

Asimismo, el caprino se encuentra estable, "aunque no en niveles muy altos" y ha señalado que en cuanto a la producción de leche se han producido "vaivenes" ocasionado por la escasez de explotaciones en la Región.

Para finalizar, Padilla ha resaltado que en cuanto a la apicultura ha disminuido considerablemente por la sequía y la falta de la vegetación, y por ello "no se han producido grandes cantidades ni grandes precios, sobre todo porque también se ha incorporado al mercado mieles de origen chino y ha afectado a los productores de Murcia".

Ahora en portada

Comentarios