Las obras de la Ciudad del Marisco estarán finalizadas en julio del 2018

Las obras para la realización de las nuevas naves de exportadores de pescado y marisco, la Ciudad del Marisco, han comenzado a principios de este mes con las pruebas de cimentación y está previsto que culminen en diez meses, es decir, en el mes de julio del próximo año, según han indicado a Europa Press desde la Autoridad Portuaria de Huelva.

De este modo, el pasado 16 de septiembre se publicó en el Boletín Oficial del Estado la formalización del contrato de la adjudicación de las obras por parte de la Autoridad Portuaria a la UTE Tecnología de la Construcción y Obras Públicas, S.A. y Construcciones y Ferrallas La Rábida, S.L, la ejecución de las obras por 6,4 millones de euros y con un plazo de ejecución de diez meses.

Este espacio albergará las nuevas naves que acogerán la actividad de los exportadores de marisco y pescado instalados hasta ahora en el muelle de Levante, donde se llevará a cabo también un proceso de remodelación.

El proyecto global, en el que se encuentra incluido el de la nuevas naves para exportadores de pescado y marisco, se corresponde con la remodelación de un espacio de 65.000 metros cuadrados en la zona norte del Muelle de Levante.

Por un lado, contribuye a readaptar las antiguas infraestructuras pesqueras del muelle de levante para redimensionarlas a la actividad económica actual y, por otro, a abrir el área portuaria a los ciudadanos, dando la oportunidad de acercar el frente fluvial a la ciudad, planteándose además un diseño de infraestructuras con espacios lúdicos y de ocio que se integre con el entorno de la ciudad.

Así, con esta actuación la Autoridad Portuaria de Huelva atiende la demanda de las empresas exportadoras de marisco. De los antiguos 120 módulos para la manipulación de productos de la pesca, actualmente y tras la demolición de parte de las instalaciones, se cuenta con 77 módulos, de los que 40 se encuentran ocupados y se reubicarían en las nuevas instalaciones, garantizando la ocupación desde la puesta en funcionamiento del complejo.

La explotación de la nueva instalación se llevará a cabo mediante el otorgamiento de concesiones administrativas, tanto de los módulos de exportadores como de dos locales multiusos, ubicados en los extremos. Los espacios se distribuirán de forma que la planta baja se reservará para la actividad industrial propiamente dicha --control de acceso, carga y descarga de camiones en los dos muelles, manipulación y elaboración de alimentos, refrigeración, congelación y almacenaje--.

DOS LOCALES

Separados de esta actividad y orientados al exterior, se ubicarán dos locales --también en las plantas superiores--, con accesos directos desde el exterior, pensados para que puedan tener un funcionamiento independiente.

La planta alta tendrá varias zonas diferenciadas: siete accesos peatonales, espacios comunes, la planta alta de cada uno de los módulos de exportación y, por último, una gran galería de acceso del público a la zona de venta de marisco y pescado.

El diseño del complejo rompe con la linealidad del polígono y propone construir una fachada que muestre su cara más amable al exterior, liberando un espacio industrial al interior. Esta solución se puede hacer extensiva al resto del polígono, consiguiendo la regeneración urbana de la zona.

El presidente del Puerto de Huelva, Javier Barrero, aseguró en su día que confía en que la Ciudad del Marisco se convierta también en "un espacio emblemático del puerto, sobre todo en el marco de la estrategia encaminada a reforzar las relaciones puerto-sociedad y a recuperar espacios para los ciudadanos que estimulen la economía y el crecimiento del empleo".

Ahora en portada

Comentarios