Los paros temporales de pesca se producirán un día a la semana entre el 9 de enero y 7 abril, y el 4 y 29 de diciembre

El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha firmado este miércoles una resolución a través de la cual se regulan los paros temporales de pesca para la modalidad de arrastre de fondo en Baleares en vista al año que viene, que pasan de los nueve días de este año a 15, el máximo que se puede financiar.

Así, entre el 9 de enero y el 7 de abril, así como entre los días 4 y 29 de diciembre de 2017, las 42 barcas de arrastre de Baleares tendrán que detener máquinas un día a la semana con la finalidad de garantizar la sostenibilidad de los recursos pesqueros y el abastecimiento en la lonja. Esta reducción del esfuerzo se verá compensada por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) por medio del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

AFECTA A 26 BARCAS DE MALLORCA, 7 DE MENORCA Y 9 DE LAS PITIUSAS

La resolución afecta a 26 embarcaciones en Mallorca, siete en Menorca, seis en Ibiza y tres en Formentera y ha sido consensuada con la Federación Balear de Cofradías, que ha solicitado repetir la experiencia de este año en vista a los resultados obtenidos. Durante nueve días alternos cada mes, entre febrero y abril, pararon 41 embarcaciones, con un total de 163 tripulantes.

Durante este periodo capturaron 250.074,20 kilogramos de pescado, un 14 por ciento menos que en los mismos meses del año pasado. Sin embargo, el total de las ventas ha aumentado un 3 por ciento respecto del mismo periodo de 2015, pasando de 1.639.081 euros a 1.690.221.

Esta modalidad de paro se hace de acuerdo con los informes del Instituto Español de Oceanografía para establecer medidas de protección para las poblaciones de pequeños pelágicos como la merluza, el salmonete de fango, el pulpo, la gamba o la cigala.

De esta manera, se cumple el Reglamento de la Unión Europea y otra normativa del Estado y de la comunidad relativa a la pesca que destacan la necesidad de tomar medidas de gestión para la explotación sostenible de los recursos pesqueros en el mar Mediterráneo, con el objetivo principal de establecer un marco de gestión eficaz para la protección estricta de determinadas especias marinas y la conservación de los hábitats naturales y la fauna y la flora marinas.

En la resolución que ha firmado el conseller, que se publicará esta semana en el Boletín Oficial de Baleares (BOIB) se establecen los días concretos de las paradas para el primer semestre de 2017 mientras que las programadas para diciembre del año que viene serán motivo de una nueva resolución.

PAROS CONCRETOS POR ZONAS

Así, las barcas de arrastre con puerto base en Alcúdia, Cala Rajada y Portocolom se pararán los días 10, 19 y 27 de enero; 1, 7, 17 y 22 de febrero; 7, 17, 22 y 28 de marzo y el 7 de abril. También en Mallorca pero para las bases de Santanyí y Palma se han establecido los días 11, 19 y 24 de enero; 3, 8, 14 y 24 de febrero; 8, 14, 24 y 29 de marzo y el 4 de abril.

Mientras tanto, Andratx y Sóller llevarán a cabo estos paros los días 13, 19, 25 y 31 de enero; 10, 15 y 21 de febrero; 10, 15, 21 y 31 de marzo y el 5 de abril.

En Menorca, los paros en el puerto base de Ciutadella tendrán lugar los días 11 y 25 de enero; 1, 18, 15 y 22 de febrero; 8, 15, 22 y 29 de marzo y el 5 de abril mientras que en el de Maó se producirán el 13 y el 27 de enero; los días 3, 10, 17 y 24 de febrero; 10, 17, 24 y 31 de marzo y el 7 de abril, los mismos que en Formentera.

En cambio, en Ibiza las barcas de arrastre del puerto de Vila se pararán los días 9, 20 y 23 de enero; el 3, 6, 17 y 20 de febrero y el 10, 13, 24 y 27 de marzo mientras que las de Sant Antoni lo harán el 13, 27 y 30 de enero; el 10, 13 y 24 de febrero; el 6, 17, 20 y 31 de marzo y el 3 de abril.

La comprobación que estos paros son efectivas, la hará de oficio la administración, con el seguimiento de los dispositivos de localización de buques por satélite o visitas aleatorias de los servicios de inspección a los puertos, entre otros.

La gestión será conjunta entre el Fondo de Garantía Agraria y Pesquera (Fogaiba) y la Dirección General de Pesca y Medio Marino, mientras que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente hará el pago, con una financiación del 50 por ciento a cargo del FEMP.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios