El temporal provoca unas pérdidas provisionales de 209 millones en la Comunitat Valenciana

El temporal provoca unas pérdidas provisionales de 209 millones en la Comunitat Valenciana

Así, lo ha señalado este viernes la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, tras mantener una primera reunión con representantes de organizaciones agrarias para evaluar los daños en los cultivos causados por las fuertes lluvias y a quienes se les ha informado del acuerdo del Consell para paliar los daños producidos por las fuertes lluvias.

Además, de cultivos el temporal ha provocado pérdidas en infraestructuras agrarias e hidráulicas (15-20), acuicultura, ganadería, parques naturales y otros (5%). No obstante, ha señalado que esta cantidad puede incrementarse porque hay campos en los que todavía no se podía acceder y que deberán completarse además con la afectación en caminos forestales, accesos, instalaciones y otras infraestructuras hidráulicas, cuya valoración aún no ha finalizado.

El cultivo más afectado ha sido los cítricos ya que las lluvias han dañado más de 368.000 toneladas de fruta, un 9% de la previsión de cosecha, lo que supone unas pérdidas de 117 millones, sobre todo en la fruta de la primera parte de la campaña de cítrico que estaba pendiente de recolectar.

Por ello, Cebrián ha explicado que es necesario la cooperación de todos los operadores económicos en la cadena de valor del sector citrícola para recuperar la normalidad y seguir abasteciendo los mercados tradicionales en las mejores condiciones de calidad. Además, hay que esperar a ver cómo evoluciona la fruta que ha quedado en el árbol para saber su incidencia en los precios. Asimismo, las lluvias han tenido efectos perjudiciales en el caqui y las hortalizas.

No obstante, ha destacado la lluvias también han tenido efectos positivos. Así, ha mejorado la calidad del agua, que se encontraba con alta salinidad en zonas de Alicante y Valencia y sobre los cultivos de secano. También han propicionado una mayor humedad en capas superficiales y profundas del suelo.

Cebrián ha destacado la importancia de que las Diputaciones colaboren, sobre todo en ayudar a los municipios más pequeños en hacer los peritajes de los daños, y que "todas las administraciones vayan de la mano" para hacer frente a las consecuencias de un temporal que ha sido "muy perjudicial".

Del mismo modo, ha resaltado la importancia de reflexionar sobre le papel de las Confederaciones Hidrológicas tanto durante la emergencia como de las obras "fundamentales" de prevención de inundaciones que deben acometerse porque "hay un déficit de inversión" en la Comunitat Valenciana.

MEDIDAS

Frente a esta situación, ha destacado que han atendido las peticiones de las organizaciones agrarias y van a proceder a la rebaja ya de los módulos, trasladarán a los municipios la propuesta de IBI rústico en parcelas cultivadas, estudiarán acuerdos con bancos para que faciliten préstamos a los agricultores afectados, y agilizarán las ayudas.

Además, ha recordado los 25 millones presupuestados para potenciar la suscripción de seguros por los agricultores mediante la subvención parcial del coste del seguro, mientras que el Estado "ha bajado su contribución". Al respecto, ha comentado que es "muy preocupante" el alto nivel de cultivos que está sin asegurar, se calcula que cerca del 50%. Además, se está estudiando para ampliar y actualizar las coberturas.

Al respecto, ha resaltado que la experiencia anterior permitirá agilizar la concesión de ayudas y que se resuelvan lo antes posible. El decreto de ayudas aprobado por el Consell da un plazo de 45 días a los ayuntamientos afectados para presentar sus estimaciones de daños.

Estos informes se evaluarán por parte de una comisión técnica, presidida por el director de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, y formada por el subdirector general de Emergencias, así como por una persona con rango mínimo de jefe de servicio designadas por cada conselleria o departamento competente.

Esta comisión realizará una estimación presupuestaria con cargo al Fondo de Contingencia para el ejercicio 2017, que se someterá a la aprobación por el Consell y "en muy breve plazo de tiempo comienzan las obras".

En el caso de superarse la dotación presupuestaria prevista, se podrá establecer un prorrateo entre todas las actuaciones financiables, que se imputarán a cargo del Fondo de Contingencia para el ejercicio 2017.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios