Alemania, Francia, Portugal y España piden más apoyo al coche eléctrico

  • Bruselas.- Alemania, Francia, Portugal y España enviaron hoy un comunicado conjunto para apoyar el vehículo eléctrico, en el que solicitan a la Comisión Europea que financie proyectos piloto relacionados con la movilidad eléctrica y llaman a acelerar los trabajos para lograr contar con un estándar definitivo de automóvil eléctrico europeo en 2011.

Alemania, Francia, Portugal y España piden más apoyo al coche eléctrico
Alemania, Francia, Portugal y España piden más apoyo al coche eléctrico

Bruselas.- Alemania, Francia, Portugal y España enviaron hoy un comunicado conjunto para apoyar el vehículo eléctrico, en el que solicitan a la Comisión Europea que financie proyectos piloto relacionados con la movilidad eléctrica y llaman a acelerar los trabajos para lograr contar con un estándar definitivo de automóvil eléctrico europeo en 2011.

"Consideramos que el vehículo eléctrico tiene que ser colocado en el centro de las perspectivas de desarrollo y competitividad, uniendo la investigación y el desarrollo, la innovación, el desarrollo industrial y la sostenibilidad", dice el comunicado conjunto.

El texto fue publicado hoy en Bruselas durante una reunión de ministros de Industria europeos, en la que los Veintisiete aprobaron por su parte unas conclusiones en las que piden a la Comisión Europea que presente medidas para promover la fabricación y comercialización de coches ecológicos, pero sin dar preferencia a ninguna tecnología.

La promoción del coche eléctrico es una de las prioridades de la presidencia española de la Unión Europea y cuenta con el visto bueno de una mayoría de países, con excepción de Reino Unido y República Checa, que están a favor de un abanico más amplio de opciones, como por ejemplo el coche alimentado de hidrógeno.

La CE también publicó recientemente una comunicación sobre el asunto en la que evitaba decantarse por ningún tipo de vehículo, si bien reconocía que el desarrollo del eléctrico está más avanzado que otras modalidades y podría contribuir a que Europa mantenga su posición de liderazgo tanto en el estratégico sector del automóvil como en el desarrollo de tecnologías limpias.

Alemania, Francia, Portugal y España también consideran que "el coche eléctrico no es sólo una solución para una movilidad eficiente y sostenible, sino una importante oportunidad para la industria europea de la automoción y los sectores relacionados con la misma, como las tecnologías de la información y la comunicación, así como la producción y la distribución de energía", según dice el texto conjunto difundido hoy.

En la nota, los cuatro países piden al Ejecutivo comunitario que otorgue "apoyo financiero" a proyectos piloto de movilidad eléctrica, especialmente los que implican a varios países, "porque hacen una contribución práctica al desarrollo de estándares comunes y ayudarán a eliminar los obstáculos que quedan en la movilidad transfronteriza".

También solicitan que las reuniones de expertos encaminadas a consensuar un estándar común de vehículo eléctrico y de sistema de carga sean más frecuentes con objeto de poder contar con un primer estándar en la segunda mitad de este mismo año, y uno definitivo, en 2011.

El texto felicita asimismo a España por el trabajo realizado durante la presidencia de turno de la Unión Europea para promover el uso de vehículos verdes en Europa.

"El muy exitoso consejo informal de San Sebastián y las conclusiones adoptadas hoy son pasos clave en la preparación de una estrategia europea integrada", dice la nota.

Los ministros de Industria de la UE, congregados hoy en Bruselas, aprobaron por su parte unas conclusiones sobre el coche verde, en las que piden a la Comisión Europea que presente unas pautas sobre potenciales incentivos económicos para promocionar la venta de vehículos, y en las que urgen a los organismos europeos encargados de la estandarización de la infraestructura de carga de los vehículos eléctricos a fijar un modelo antes de mediados de 2011.

"Hoy podemos decir que Europa se ha puesto las pilas en el coche eléctrico", dijo el ministro español de Industria, Miguel Sebastián, sobre las conclusiones aprobadas en la reunión, presidida por él mismo.

Según estimaciones del Ejecutivo comunitario, el parque mundial de coches pasará desde los 800 millones actuales a los 1.600 en 2020, que subirán hasta los 2.500 millones en 2050.

Los estudios comunitarios prevén que el automóvil de baterías eléctricas ostente entre el 1% y el 2% del mercado en 2020; pero se incremente hasta el 11% o el 30% en 2030; mientras que los coches híbridos recargables subirán desde un 2% de cuota de mercado en 2020 hasta entre el 5% y el 20% en 2030.

Mostrar comentarios