Miércoles, 27.05.2020 - 11:26 h
Crisis coronavirus

Alternativas para poder tasar tu vivienda mientras dure el estado de alarma

Se trata de un trámite necesario para poder obtener una hipoteca y la visita presencial del tasador es imprescindible. 

El precio de la vivienda baja un 2,9% en Castilla-La Mancha en el tercer trimestre, según la Sociedad de Tasación
Alternativas para poder tasar tu vivienda mientras dure el estado de alarma

La situación extraordinaria que estamos viviendo a causa del brote de coronavirus está ralentizando, e incluso paralizando, muchas de nuestras actividades. Por ejemplo, la compra de una vivienda o la firma de una hipoteca para obtener financiación. La mayoría de las gestiones bancarias se pueden realizar sin tener que visitar la oficina, a través de Internet, e igualmente las entidades bancarias permanecen operativas facilitando estos trámites con el menor riesgo.

A la hora de firmar una hipoteca uno de los pasos imprescindibles es contar con una tasación del inmueble, para que los bancos cuenten con una garantía adecuada. Es decir, si no se obtiene la tasación no se podrá obtener un préstamo hipotecario. Sin embargo, este trámite implica la visita del responsable a la vivienda. ¿Qué alternativas hay ante esta situación? ¿Es posible obtener la tasación sin que el responsable visite la vivienda?

En primer lugar, es importante destacar la tasación hipotecaria debe ser siempre presencial. Paloma Arnaiz, Secretaria General de la AEV (Asociación Española de Análisis de Valor), explica que "las tasaciones hipotecarias requieren, por Ley, que se lleve a cabo una inspección presencial interior del inmueble". Pese a que existen empresas que ofrecen estos servicios de forma online, sin la visita de un profesional al inmueble, esa valoración no servirá.

Susana de la Riva, Directora de Comunicación y Marketing de Tinsa, explica que "las herramientas online que puedan existir en el mercado son meramente orientativas de valor a través de procedimientos estadísticos, sin ninguna validez oficial a efectos de tasación hipotecaria". En ese sentido, también se debe saber que deberá ser una sociedad de tasación homologada y supervisada por el Banco de España e independiente del prestamista o del intermediario de crédito inmobiliario la responsable de realizar la valoración.

Tras decretarse el estado de alarma el pasado 14 de marzo, estas sociedades continúan su trabajo ya que su actividad no está sujeta a las obligaciones de suspensión o cierre, aunque no mientras permanezca el cierre de actividades no esenciales. Dado que la visita es obligatoria, el tasador debe acceder al interior del inmueble para su valoración, la decisión de realizarla está en manos tanto del tasador como de los propios clientes. De la Riva señala que en el caso de Tinsa, "la red técnica de tasadores está formada por trabajadores autónomos que deciden de forma individual si trabajan o no. La gran mayoría está operativa".

En estos casos, al igual que ocurre con cualquier actividad actual, se deben mantener las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, especialmente evitar el contacto estrecho y mantener la distancia entre personas. No obstante, en caso de que el responsable no quiera realizar la actividad, puede negarse a ello, la entidad responsable será la encargada de encontrar otro profesional. 

No es obligatorio que los clientes acompañen al tasador

Por el contrario, si es el cliente quien no quiere realizar la visita, la tasación tendrá que retrasarse hasta que ellos decidan o bien hasta que finalice la situación actual de estado de alarma. "Ello se debe a que, durante la visita, el tasador realiza algunas comprobaciones técnicas que solamente él puede llevar a cabo como, por ejemplo, la medición de la superficie real del inmueble, la comprobación del tipo y estado de conservación de las instalaciones, el tipo y calidad de los materiales de construcción, etc, aspectos que únicamente pueden ser comprobados mediante una visita física del técnico", señala Arnaiz.

La Secretaria General de la AEV explica que "la actividad ha comenzado progresivamente a descender en los últimos días, por las lógicas dificultades de los compradores para buscar y visitar viviendas, iniciar los trámites de solicitud en las oficinas de las entidades financieras, etc.". Hasta ahora, según indican desde Tinsa, "las visitas programadas para realizar tasaciones se han estado realizando mayoritariamente sin problemas". No obstante reconocen a finales de marzo "se empezó a notar una disminución en el flujo de entrada de encargos". 

No obstante, si son los clientes quienes no quieren realizar la visita para evitar el contacto, existe otra alternativa si la vivienda que se debe tasar no es la misma en la que viven los clientes. Arnaiz afirma que "no es necesario que los clientes (ni tampoco los ocupantes o propietarios actuales de la vivienda) acompañen al tasador durante la inspección. Únicamente es preciso que le proporcionen acceso al interior de la misma y que la dejen preparada para que el tasador pueda acceder a todas las estancias y comprobar el estado de conservación de las instalaciones".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING