Diferentes alternativas

Amortizar la hipoteca o invertir, ¿cuál es la opción más rentable en el nuevo año?

Fotografía de una hipoteca.
Fotografía de una hipoteca.
Canva.

Una herencia, ahorros, la lotería o un premio, son ejemplos de formas de acumular dinero para amortizar, total o parcialmente, la hipoteca. La decisión alegrará a los deudores, ya que reducen su deuda con la entidad, pero puede que no sea la opción más rentable dada la situación bancaria actual con el Euríbor negativo. Por ello, antes de optar por la amortización es conveniente analizar otros productos y la rentabilidad que se puede obtener para compararla con el ahorro de intereses. 

En la actualidad el Euríbor se mantiene negativo, según datos del Banco de España el índice hipotecario más común cerró diciembre en el -0,261%. Esto implica que los intereses que el cliente dejará de pagar por reducir su deuda será menor que en otro escenario donde los tipos fuesen mucho más altos. De hecho, los clientes que mantengan la hipoteca pagan en la actualidad cuotas más reducidas que hace un año cuando el Euríbor era negativo pero más próximo a cero. 

Ante esta situación, para decidir habrá que comparar los intereses que se ahorrarán frente a la rentabilidad que se puede obtener al invertir el dinero, por ejemplo, en un depósito. Una rentabilidad que no tampoco es excesiva ante los bajos tipos que mantiene el Banco Central Europeo (BCE), de hecho, la facilidad de depósito o penalización a la banca por dejar aparcado su dinero en la entidad se sitúa en -0,50%.

En ese sentido, es importante realizar adecuadamente el cálculo del depósito, teniendo en cuenta el interés de retorno así como las posibles comisiones de mantenimiento o gestión. En la actualidad, las principales entidades bancarias españolas apenas ofrecen rentabilidad por sus depósitos. Solo el depósito Openbank de 13 meses ofrece 0,2% TAE para cantidades superiores a los 5.000 euros. BBVA es la otra entidad que ofrece un depósito remunerado, aunque en este caso es un depósito combinado, un depósito a plazo fijo con un fondo de inversión, que ofrece hasta un interés fijo del 0,65% TAE. 

No obstante, también se puede recurrir a depositar el dinero ahorra en cuentas ahorro o nómina. En ese caso Bankinter ofrece hasta un 5% TAE durante el primer año, 2% en el segundo, aunque habrá que cumplir los requisitos exigidos. Openbank también incluye cuentas remuneradas, con hasta el 3% TAE, aunque con exigencias. Por otra parte, ante la baja rentabilidad de los depósitos, los fondos de inversión pueden ser una alternativa más rentable, tiendo siempre en cuenta el riesgo de la inversión y la diversificación.

Más allá de depositar el dinero en el banco o invertir en diferentes activos, existen otras alternativas que también pueden resultar rentables. Comprar una vivienda es una de ellas, especialmente si se va a destinar al alquiler. En la actualidad, el precio de la vivienda ha tocado el techo y ha dejado atrás los grandes aumentos de los últimos meses. En ese contexto, la rentabilidad bruta de las inversiones en vivienda para destinarla al arrendamiento también se ha visto afectada. Aunque en provincias como Lleida, Toledo o Valencia el retorno supera el 8%. 

El plazo de la hipoteca, clave para saber cuándo amortizar

Teniendo en cuenta todo lo anterior, habrá que realizar la comparación de rentabilidades y optar por el valor más alto. Eso sí, es importante tener en cuenta que el ahorro de los intereses no será igual si se amortiza el préstamo hipotecario al principio de la duración del préstamo o al final. La mayoría de hipotecas en España cuentan con el sistema de amortización francés lo que implica que se abonan unas mensualidades fijas en las que se pagan más intereses al principio y más capital al final. Eso sí, cuando se trata de una hipoteca variable la mensualidad no será fija por la fluctuación del índice al que se referencia. 

Esta estructura provoca que la amortización durante los primeros años resulta más rentable para el cliente porque reducirá los intereses a pagar durante el resto de la vida del préstamo. Mientras que cuanto más tarde se realice la amortización, más intereses se habrán pagado ya y menor será el ahorro. 

Pese a que se puedan valorar inversiones alternativas en busca de rentabilidad es importante planificar los ingresos del hogar para evitar endeudarse en exceso. De esta manera, se recomienda valorar cuáles serán los ingresos futuros, para que si se prevé una reducción se tenga en cuenta la mayor carga de deuda que se tendrá que asumir. 

Mostrar comentarios