(ampliación) fernández ordóñez ve "escandaloso" lo ocurrido en la cam, pero dice que ahora la gestionará "alguien serio"


El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, afirmó hoy que, "como persona humana me parece escandoloso" lo que ha sucedido en Caja Mediterráneo, si bien tras la adjudicación por parte del regulador será gestionada por "alguien serio".
En rueda de prensa, Fernández Ordóñez recordó que lo que tiene que hacer el Banco de España "es ajustarse a derecho" en el tratamiento de estos temas.
El gobernador se felicitó de haber estabilizado la caja, echar a los administradores y tomar el control de la entidad a través del Frob. "Pero hay que hacerlo con un cuidado exquisito", sentenció.
"Uno entiende que la gente se escandalice, sólo faltaba que no se escandalizasen", apuntó Fernández Ordóñez, quien defendió que si se actuase en estos casos "por las tripas, no se haría bien".
En este sentido, el gobernador insistió en que ahora es el Banco de España el que gestiona la CAM, "y los clientes pueden estar tranquilos", y "mañana cuando se adjudique va a estar alguien serio".
Pese a no dar detalles sobre la adjudicación de la entidad, por la cual han presentado sus ofertas las principales entidades financieras españolas, Fernández Ordóñez reconoció que ha habido interés por parte de bancos extranjeros, pero será el Frob quien juzgue "y lo miraremos, pero las posibilidades son todas", aunque "quien mejor conoce el negocio son los bancos españoles".
El responsable del supervisor indicó que, “en general, cuanto peor es una caja vale menos, es algo evidente”, para agregar que en el caso de CAM “estamos hablando de lo peor de lo peor”.
Por ello, subrayó que no descarta que la operación de la CAM y las ayudas que se le han dado “le costará al contribuyente”.
Por otra parte, preguntado por si las irregularidades en la CAM pueden llevar a pensar que el resto de entidades podrían estar en situaciones similares, puso como ejemplo las listas de muertos en las ciudades que se publican en algunos periódicos.
Así, contó que si a las personas que mueren en Madrid se les abriera, "tendrían los pulmones o el hígado hecho un asco", y agregó que eso no determina la salud del resto de los madrileños.
No se puede pretender que la salud de los madrileños esté "determinada por el muerto", ya que "por algo está muerto". En su opinión, algo parecido ocurre con las entidades financieras, tras agregar que la situación de la CAM no puede determinar la del conjunto del sistema.

Mostrar comentarios