Miércoles, 17.10.2018 - 14:32 h
Pide a sus trabajadoras confianza en sí mismas

Ana Botín se suma al 8-M y asegura que la maternidad penaliza y no es un mito

En un encuentro con 100 directivas del banco insta a que expresen "claramente" lo que no funciona y a "hablar claro" para sugerir ideas de mejora.

Ana Botín, presidenta del Santander.
Ana Botín, presidenta del Santander.

La presidenta de Santander, Ana Botín, apoyó ayer algunas de las reivindicaciones implícitas en la huelga feminista que congregó a millones de mujeres en toda España, pidiendo igualdad salarial y de derechos entre hombres y mujeres.

En un encuentro con más de un centenar de directivas del banco, animó a sus empleadas a tener "más confianza en sí mismas" y a expresar "claramente" lo que no funciona y a "hablar claro" para sugerir ideas de mejora.

"Si queremos cambiar el mundo tenemos que hacerlo en equipo, hombres y mujeres", aseguró Botín a los asistentes.

En paralelo, la presidenta de Santander reconoció en su perfil de Twitter que la maternidad "penaliza" y "no es un mito". "Después del nacimiento del primer niño los ingresos de una mujer disminuyen significativamente y nunca se recuperan completamente", escribió en la red social.

El Banco Santander se encuentra actualmente estableciendo objetivos de diversidad, a efectos de retribución variable, para impulsar la presencia mujeres en los equipos de trabajo y en posiciones de alta dirección.

El banco, cuenta, además, con la certificación EFR, un sello que reconoce a las empresas que destacan por la aplicación de políticas de igualdad de trato y oportunidades.

Santander contaba a cierre de 2017 con una plantilla de 202.251 trabajadores, de los que el 55% son mujeres. No obstante, este porcentaje se reduce hasta el 36% en el consejo de administración de la entidad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios