Viernes, 06.12.2019 - 19:28 h
Efecto negativo en la primera mitad del año

La 'verdad incómoda' sobre España de los analistas: los salarios ya lastran el PIB

Avisan de que la contribución negativa al crecimiento de los salarios se ha agudizado en 2019 y de que España ya es incapaz de reducir la tasa de paro

El Plan económico de Sánchez sube más los salarios pero crea menos empleo.

La evolución de los salarios ha empezado a convertirse en un lastre para la economía española. Así lo pone de manifiesto el último informe del Observatorio sobre el Ciclo Económico en España, una iniciativa  impulsada por BBVA Research, Fedea y la Fundación Rafael del Pino que analiza la evolución de la economía española a partir del conjunto de factores que han demostrado tener un mayor impacto estructural sobre su comportamiento a lo largo de los años. El método pretende separar, por decirlo así, el grano de la paja y alumbrar una visión más estable de los factores que influyen en las corrientes de fondo de la economía española para así estimar su comportamiento futuro.

La fotografía que ofrece el último análisis de este observatorio, correspondiente al primer trimestre de 2019, dista mucho de ser alentadora. El equipo de analistas que elabora el informe ha detectado una mayor contribución negativa del componente salarial al crecimiento, al calor del incremento del Salario Mínimo Interprofesional, de la subida salarial de los empleados públicos y de una mayor dificultad para cubrir las vacantes que se generan en el mercado de trabajo.

Esa conjunción de factores que ha tirado para arriba de los márgenes salariales se ha comido por completo el impulso al crecimiento derivado de la mayor capitalización de la economía y de la mayor eficiencia de la inversión empresarial. ¿El resultado? Según la visión del equipo de analistas del Observatorio, es que el crecimiento de la economía española se desliza hacia su potencial, lo que traducido al román paladino significa que el ciclo de crecimiento toca a su fin y que si España quiere dar otro impulso a su economía tendrá que afrontar reformas estructurales.

Cambio de ciclo: la tasa de paro vuelve a crecer

La aportación negativa del componente salarial al crecimiento del país no es la única señal de alarma que ha detectado la metodología de análisis acuñada por BBVA Research, Fedea y la Fundación Rafael del Pino. "En los dos últimos trimestres -el primero y el segundo de 2019- la tasa de desempleo ha aumentado ligeramente en términos desestacionalizados, mientras el aumento de la relación entre las vacantes y el desempleo muestra un mercado de trabajo más tensionado".

Los datos del observatorio revelan que tras una reducción sostenida en la tasa de desempleo de la economía española desde el segundo trimestre de 2013 hasta el primer trimestre de 2019, en la primera mitad del año y por primera vez en un sexenio la tasa de paro ha dejado de caer y ha experimentado un pequeño repunte, un augurio de lo más inquietante. El análisis no coincide ni con la EPA ni con los datos del paro registrado de los Servicios Públicos de Empleo porque la metodología busca desprender la información macro de elementos más coyunturales y se centra en apreciar las tendencias de fondo.

El cambio de escenario ha tenido sus consecuencias sobre un puñado de indicadores o perturbaciones según las identifica este método de análisis: la contribución de cada español en edad de trabajar al PIB se ha moderado y las horas totales de trabajo por persona en edad de trabajar han empezado a caer por primera vez en años, algo que el Observatorio sugiere que podría tener que ver tanto con la subida del SMI como con la entrada en vigor del Real Decreto que ha instaurado de forma obligatoria el registro de jornada en las empresas españolas.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING