Anatomía de una parálisis: España vive la menor actividad legislativa en 40 años

Los 517 cambios normativos impulsados en 2017 evidencian el arranque de legislatura más perezoso de toda la etapa democrática

Gráfico CEOE normas

España ha pasado de la más febril actividad normativa a la más profunda atonía casi sin solución continuidad. La quiebra del bipartidismo y la fragmentación del arco parlamentario en cinco grandes pedazos, los que encarnan los cuatro principales partidos más el frente nacionalista, ha traído de la mano el periodo de mayor inactividad legislativa en España desde la reimplantación de la democracia en el año 1977.

Así lo ha acreditado la CEOE que en su informe anual sobre la producción normativa en España da cuenta únicamente de 517 novedades normativas en el año 2017, lo que supone la segunda menor cifra de los últimos 40 años, sólo por encima de la registrada en 2016, un ejercicio que presenta el gigantesco asterisco de la ausencia de Gobierno. 

La organización empresarial, que comenzó a publicar este informe para evidenciar la febril actividad normativa a la que se tienen que adaptar los agentes económicos que operan en España año tras año, también ha calculado la acción legislativa realizada durante los primeros doce meses de legislatura para ponerla en comparación con la acaecida en legislaturas anteriores. El resultado llama la atención. El año de arranque de la segunda legislatura del Gabinete Rajoy se ha convertido en el inicio de mandato menos activo de toda la democracia con únicamente 506 nuevas normas aprobados, pulverizando el registro marcado por el primer Gabinete Rajoy que tampoco llegó a las 600. Los datos exhiben al Gobierno Rajoy como el más perezoso desde el punto de vista normativo de toda la era democrática, al menos en su primer año de legislatura.

El campeón de los 'Decretos' en democracia

La dificultad para sacar adelante leyes orgánicas o proyectos de ley - apenas ha podido aprobar 13 en los 14 meses de la XII legislatura- contrasta con una intensa actividad en la aprobación de Reales Decretos y Decretos-Ley. No hay un solo presidente del Gobierno en toda la democracia que haya utilizado más la figura del Real Decreto Ley que Mariano Rajoy. En 14 años, Felipe González no llegó a aprobar ni un centenar, un cifra que Mariano Rajoy ya ha superado en su sexto año de mandato y teniendo en cuenta el amplio paréntesis de 2016.

La producción normativa de este año se ha volcado sobre en figuras no ley: los reales decretos, los reales decreto ley y las órdenes ministeriales suman 504 de las 517 nuevas normas aprobadas por su gabinete en 2017. Esta menor producción legislativa no ha implicado que los gabinetes de asesoría jurídica de las empresas no hayan tenido que trabajar a destajo para descifrar las claves de la nueva estructura legal y adaptar el funcionamiento de los actores al nuevo marco. En total, estas nuevas normas han generado 223.043 páginas de BOE, una cifra sin parangón en toda la era Rajoy y que ilustra que no siempre una menor producción normativa va asociada a una menor complejidad del marco legal.

Un vistazo a la Cataluña del pulso secesionista

Otra de las claves que pone de manifiesto el completo informe elaborado por el Departamento de Asuntos Económicos y Europeos de CEOE es el intenso seísmo normativo vivido en Cataluña durante el año 2017 a cuenta del pulso secesionista planteado por el Govern de la Generalitat. La Administración catalana aprobó 31 nuevas leyes el año pasado - la Comunidad de Madrid o Andalucía, por poner dos ejemplos, apenas produjeron una docena de nuevas normas- y generó más de 100.000 páginas en los boletines oficiales.

El agregado de los datos proporcionados en el informe de la organización empresarial alientan la empatía con los profesionales del ámbito jurídico que cada día deben lidiar con la producción normativa patria. Aislado el ámbito local, que no forma parte del informe de CEOE, la Administración Central y las comunidades autónomas alumbraron solo en 2017 más de 260 nuevas leyes, que dieron lugar a más de 1,1 millones de páginas en boletines oficiales. Agotador.

Anatomía de una parálisis: España vive la menor actividad legislativa en 40 años

Ahora en portada

Comentarios