Antuña pide definir el perfil de explotación para gestionar un modelo eficiente

  • Santiago de Compostela.- El director gerente de Feiraco, José Luis Antuña, ha pedido a la Administración gallega que defina un perfil medio de explotación agraria, con los costes variables a gestionar, para lograr un modelo eficiente que, después, permita implementar la cadena de valor y ganar en competitividad.

Antuña pide definir el perfil de explotación para gestionar un modelo eficiente
Antuña pide definir el perfil de explotación para gestionar un modelo eficiente

Santiago de Compostela.- El director gerente de Feiraco, José Luis Antuña, ha pedido a la Administración gallega que defina un perfil medio de explotación agraria, con los costes variables a gestionar, para lograr un modelo eficiente que, después, permita implementar la cadena de valor y ganar en competitividad.

"Lo que no se puede medir no se puede mejorar, y no hay elementos de medida en la Administración acerca de cuál es el perfil de una explotación", explicó Antuña en una entrevista con Efe en la que defendió la necesidad de realizar estudios, por ejemplo, sobre el futuro de la producción de leche fuera de la Política Agraria Común, actualmente en proceso de reforma, y del sistema de cuotas.

En su opinión, la realidad gallega, con algunas de sus 12.000 explotaciones que producen menos de 100.000 litros de leche al año y una "atomización cooperativa", sólo puede derivar en una "canibalización" de unos contra otros.

Por ello, abogó por enviar un mensaje de esperanza, porque "tenemos gente muy eficiente", y por ayudar al productor a conocer sus costes y analizar sus inversiones calculando su retorno.

"La gran debilidad de las cooperativas en Galicia es que no disponen de centros de recogida ni de capacidad de regulación", alegó.

De hecho, detalló, Galicia produce 2.200 millones de litros de leche y su consumo interno no supera los 300 millones, por lo que exporta seis litros por cada uno que consume.

"Yo cuando compito me encuentro con los de aquí, no me encuentro con el malo de al lado. Hay gente que está aquí pagando precios a la baja permanentemente para conseguir vender más barato que nadie. ¿Eso se llama eficiencia? No, se llama especular", sentenció.

Otro de los retos que plantea es "impedir, por todos los medios", que la industria transformadora se vaya de Galicia ante el riesgo de que la leche líquida o los productos lácteos transformados se manejen en función de intereses empresariales y, por tanto, donde esté el centro de decisión del grupo, como puede ser el caso de Lactalis en Francia o Celta en Portugal.

En definitiva, subrayó Antuña, se trata de evitar la "pérdida de soberanía" porque, si la industria transformadora abandona Galicia, "la leche puede proceder de cualquier sitio".

Por esa razón, sostuvo la conveniencia de una "unión" de cooperativas que no se haga "desde las siglas", sino a partir de un modelo pensado a medio plazo que se base en explotaciones eficientes, y esa tarea puede ponerla en marcha la Administración, insistió.

En este sentido, auguró que sería un éxito que las 24 cooperativas gallegas se integrasen, como pudo ocurrir con ocasión del alquiler con opción a compra de la planta lucense de Pascual, a la que se presentaron dos proyectos, uno liderado por Feiraco con más de 20 cooperativas y otro, el que finalmente gestiona la planta, formado por 8 cooperativas bajo el nombre de Alimentos Lácteos S.A.

Antuña dijo no compartir el sistema que ha puesto en marcha esta entidad, constituida por las cooperativas Arzuana y Gancobre, porque se basa en un modelo fraccionado que "lo único que hace es promover la aparición de más competidores en el mercado, ofreciendo lo mismo".

"Si algún día la oferta está agregada en cualquier entorno, nosotros creeremos en ese modelo", aseguró el director gerente de Feiraco, que explicó que si los 500 o 700 millones de litros de leche que producen los ganaderos asociados a cooperativas se ofertan conjuntamente se les da valor, porque así se regula el mercado.

De lo contrario, continuó, si cada cooperativa se centra en ver dónde coloca su cisterna cada fin de semana, acabarán todas ofertándolas en los mismos sitios a la baja.

"Tengo confianza en que, a medio plazo, puedan existir operaciones que no se basen en luchas personalistas", espetó.

En este análisis, Antuña resumió que el problema del sector en Galicia es global y "no se trata de que el malo es el de al lado", aseguró en alusión a la distribución o las instituciones europeas.

"El problema -agregó- está en la desestructuración del sector, porque no tenemos un ente profesional lácteo que funcione".

La firma de contratos indexados a una referencia es otra de las medidas que consideró imprescindibles para revertir esta situación, ante la que reiteró la conveniencia de que se vuelvan a reunir las mesas de negociación para llegar a un acuerdo.

El argumento es que, si la leche se paga un mes después de que se recoge, los fabricantes conocen su margen bruto y terminan pagándola en función de cómo la hayan vendido.

Mostrar comentarios