Aprobada la ley que establece el modelo catalán de administración electrónica

  • Barcelona.- El pleno del Parlament ha aprobado hoy la Ley de Uso de los Medios Electrónicos del Sector Público de Cataluña que establece el modelo catalán de administración electrónica y sienta las bases para avanzar hacia la consecución de la "ventanilla única".

Barcelona.- El pleno del Parlament ha aprobado hoy la Ley de Uso de los Medios Electrónicos del Sector Público de Cataluña que establece el modelo catalán de administración electrónica y sienta las bases para avanzar hacia la consecución de la "ventanilla única".

Según el conseller de Gobernación y Administraciones Públicas, Jordi Ausàs, la ley, que ha sido aprobada con los votos favorables del tripartito (PSC, ERC e ICV-EUiA) y de CiU y la abstención de PP y grupo mixto, permitirá incrementar el uso de la administración electrónica como medio para simplificar los trámites de los ciudadanos con la Generalitat y con los ayuntamientos.

De hecho, ha concretado Ausàs, la Generalitat ya aplica con carácter experimental algunas medidas contempladas en la ley con un balance muy positivo, porque en los últimos seis meses han permitido reducir en medio millón el número de documentos, lo que supone un ahorro de recursos económicos pero también de personal.

El conseller de Gobernación, que ha presentado la que muy probablemente es la última ley que aprueba el Parlament en esta legislatura, ha explicado que más de 1.900 empleados públicos han recibido formación para aplicar los nuevos sistemas de Administración electrónica.

También ha apuntado que la mitad de los trámites que realizan actualmente los ciudadanos con la Generalitat y los ayuntamientos a través del consorcio de la Administració Oberta de Catalunya (AOC) ya son electrónicos.

Según el conseller de Gobernación, el modelo catalán de administración electrónica "se caracteriza por la corresponsabilidad de las diversas administraciones públicas al definir las estrategias y compartir los instrumentos y las medidas".

El objetivo que se pretende es que haya una Administración "cada vez más rápida, ágil, fácil y transparente" y que los ciudadanos tengan que hacer menos colas" presenciales ante organismos oficiales y, en cambio, "puedan llevar a cabo más trámites desde casa", ha indicado el Departamento de Gobernación en un comunicado.

"Se pretende, pues, -añade el mismo departamento- establecer la 'ventanilla única' de las administraciones públicas catalanas y aligerar la carga de documentos que se tienen que aportar a la Administración para realizar cualquier trámite".

Según el diputado de ERC y relator de la ponencia que ha elaborado la ley, Pere Aragonès, el texto ha sido muy mejorado durante su tramitación y se ha hecho un gran esfuerzo para consensuarla, ya que de las 131 enmiendas iniciales únicamente han quedado "vivas" 47, y el resto han sido aceptadas o retiradas.

Aragonès ha explicado que los aspectos más problemáticos, la creación de una base de datos personales de ciudadanos unificada entre los diversos departamentos de la Generalitat, y la publicación de las actas municipales de los ayuntamientos, han sido avalados por la Agencia de Protección de Datos.

En opinión de la diputada de CiU Pilar Pifarrer, aunque es cierto que el proyecto de ley ha sido muy mejorado en el Parlament, subsisten dudas sobre la base de datos ya mencionada, y también se percibe que la Administración de la Generalitat actual "está muy fragmentada y descoordinada", hasta el punto de que da la impresión de que "hay tres proyectos en uno".

También el diputado del PPC Santi Rodríguez ha expresado reticencias hacia la creación de la base de datos unificada si bien ha admitido que muchas enmiendas de su grupo han sido asumidas, mientras que Albert Rivera, de Ciutadans, ha lamentado que haya referencias a los Consells de Veguería, "que es algo virtual porque todavía no han sido creados".

Los tres grupos que apoyan al Govern han coincido en señalar que la nueva ley representa un "paso importante" para la mejora de la eficiencia y modernización de la Administración catalana.

Al finalizar la votación de la ley, aprobada con 117 a favor y 16 abstenciones, el presidente del Parlament, Ernest Benach, ha deseado a los diputados que disfruten de unas "buenas vacaciones" tras haber finalizado el período de sesiones, y ha recordado que los últimos meses han sido "complejos y de una gran intensidad política".

Mostrar comentarios