Martes, 25.02.2020 - 07:52 h
Tras el pacto con China

Aranceles al automóvil europeo: la mejor baza de Trump para meter presión a la UE

Recupera la amenaza de aranceles a los autos europeos si Francia, Reino Unido y Alemania no denuncian el incumplimiento del acuerdo nuclear por Irán

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. /EFE
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. /EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sellado la fase inicial de su acuerdo 'descafeinado' con China y, ahora, Europa se coloca en su diana comercial. Washington, que está en plenas negociaciones para eliminar el impuesto a sus gigantes digitales (Google, Apple, Facebook y Amazon), cuenta con la baza de los aranceles a los automóviles del Viejo Continente para meter presión a Bruselas. De hecho, en los últimos días hemos sabido que Trump está dispuesto a usar esa carta, al haber recuperado la amenaza de aranceles del 25% a los autos de la UE si Francia, Reino Unido y Alemania no denuncian el incumplimiento por parte de Irán del acuerdo nuclear firmado en 2015 y que el líder norteamericano viene denunciando prácticamente desde su llegada a la presidencia.

Volkswagen, Fiat Chrysler, BMW, Renault, Peugeot, Daimler y las dos firmas de componentes españolas, Cie Automotive y Gestamp tienen mucho que perder con todo este proceso, aunque no se verían afectadas del mismo modo. Las nuevas tasas tendrían un impacto mayor, de 8.400 millones de euros, sobre los gigantes del motor alemanes. Así, BMW, Daimler (Mercedes) y Volskwagen acapararían 5.700 millones, es decir, el 67% del total en el supuesto más desfavorable, de acuerdo con los cálculos que hacen los expertos del Banco Santander.

El sector en Europa ya se ha visto duramente afectado por el conflicto arancelario entre las dos primeras economías del mundo, que acaban de sellar su acuerdo en 'fase 1'. De hecho, el índice Stoxx Euro 600 Autos & Parts -que incluye a las mayores firmas europeas- se hunde un 26% desde los máximos que marcó a comienzos del año 2018 en 676 puntos. Actualmente cotiza en 500,58 puntos. Y no es sólo su recorrido en Bolsa, puesto que hablamos de una de las industrias con mayor peso en la economía europea: representa el 3,8% del PIB de la zona euro y más del 12% de las exportaciones, según datos del FMI y de la Organización Mundial del Comercio.

Desde CaixaBank Reserarch recuerdan, además, que el sector del automóvil genera un importante efecto arrastre sobre el resto de sectores de la economía. Tanto es así que, según sus cálculos, por cada aumento de un euro en la producción de automóviles se produce un aumento de la producción total de la eco­­nomía europea de 2,4 euros. En el caso concreto de nuestro país, el sector de la automoción tiene un peso específico aún mayor.

Aporta, en concreto, el 10% del PIB si se incluyen la distribución y actividades relacionadas, así como el 19% del total de las ventas al exterior. La industria genera 300.000 empleos directos y otros 2 millones de puestos de forma indirecta, convirtiéndonos en el noveno fabricante mundial de automóviles y el segundo de Europa, sólo por detrás de Alemania, según la patronal de los fabricantes, Anfac.

"Este acuerdo parcial entre EEUU y China corre el riesgo de reforzar el deseo de Donald Trump de aumentar los derechos de aduana con respecto a la UE y los suizos. Ya ha obtenido concesiones de los japoneses en cuanto al comercio de automóviles, y los europeos son los siguientes en la lista", apunta Mathilde Lemoine, economista jefe del banco suizo Edmond de Rothschild. En diciembre el Gobierno estadounidense ya anunció que impondrá aranceles por valor de 2.400 millones de dólares a ciertos productos franceses en respuesta a la imposición de la tasa del Ejecutivo de Emmanuel Macron sobre los ingresos de los servicios digitales de grandes tecnológicas de EEUU, como Google y Facebook.

La 'crisis' llega a Davos

Precisamente mañana arranca la Cumbre de Davos (Suiza), que va a ser la primera vez en que la presidente de la Comisión (von der Leyen) y Trump se vean las caras. Lo harán justo cuando expira el plazo que se han dado Francia y EEUU para evitar un nuevo enfrentamiento arancelario con origen en esa tasa digital. "No es obvio que a Trump le interese de cara a las elecciones de noviembre complicar sus relaciones con la UE o abrir un nuevo frente de incertidumbre", apuntan desde la consultora de análisis de mercado, MacroYield.

En noviembre, Trump podrá mostrar dos éxitos comerciales (el USMCA o Tratado entre Estados Unidos, México y Canadá, y el acuerdo de 'Fase 1' con China) mientras que no es probable que si inicia una guerra con la UE ahora pueda cerrarla antes de noviembre -cuando se celebran las elecciones en su país-, entre otras cosas por la dificultad para llegar a acuerdos de la UE, que en este caso, podría ser especialmente complicado. El motivo, tal y como apuntan desde la consultora, son los distintos intereses de dos de las principales potencias europeas: Alemania, que está muy expuesta a la exportación de autos a EEUU y Francia, que se niega a abrir el mercado agrícola en un momento político muy complicado para Macron.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING