Jueves, 23.05.2019 - 13:39 h

Así invierten los chinos en España: 'chollos', grandes operaciones y apuestas arriesgadas

  • La inversión china en España se multiplicó por siete en 2014. HNA tiene el 29% de NH, quiere Air Europa por 1.000 millones y quiso comprar -y no lo ha descartado- el aeropuerto de Ciudad Real.
  • Wang Jianlin ha comprado el Edificio España por 265 millones, el 20% del Atletí y prevé invertir 3.000 millones en una miniciudad en Campamento. El hombre más rico de China apuesta por España.
Wang Jianlin promete invertir 3.000 millones en su complejo de ocio en Madrid

El hombre más rico de China Wang Jianlin compró el Edificio España, en la plaza de España, junto a la Gran Vía madrileña, el día siguiente de verlo por primera vez. No hizo falta pensar demasiado para comprar un edificio de cerca de 68.000 metros cuadrados por unos 265 millones.

Wang Jianlin, que nació pobre, tiene 59 años y 10.500 millones, además de más de 150 centros comerciales, medio centenar de hoteles de lujo, medios de comunicación, parques de ocio...

Como otros grandes inversores chinos, Wang Jianlin se interesó por España, compró el Edificio España y poco después el 20% del Atlético de Madrid, por cerca de 45 millones.

Dice tener 3.000 millones para invertir en España y si nada lo impide, el propietario del grupo Wanda pretende invertirlos en un gran complejo de ocio y en viviendas en los terrenos de Defensa de Campamento.

Como Wang Jianlin, muchos empresarios chinos y fondos de ese país han decidido desembarcar en España y apostar por compras arriesgadas que otros prefieron desechar. Esa es la jugada, y, por supuesto, un importante respaldo financiero.

Ayer mismo, la compra del aeropuerto de Ciudad Real por 10.000 euros era protagonista en los titulares de los medios. El grupo inversor Tzaneen International habia ganado, con una oferta de 10.000 euros, la subasta judicial de los principales activos del aeropuerto de Ciudad Real. Las instalaciones, que costaron 450 millones y estaban en concurso de acreedores desde 2010.

Sin embargo, este chollo puede ser solo papel mojado, si antes del 14 de septiembre hay otro comprador dispuesto a pagar al menos 28 millones.

Otro gran grupo empresarial chino, Hainan Airlines Company (HNA), ya quiso el aeropuerto de Ciudad Real y posiblemente siga teniendo la idea presente.

Hainan Airlines Company es la cuarta línea aérea más grande de China y opera 570 rutas nacionales e internacionales, con más de 330 aviones.

HNA Group se creó en enero de 2000 y en la actualidad gestiona 15 aeropuertos.

Este hólding está negociando con Globalia la compra de Air Europa, ya se hizo con la mayoría de la cadena española NH Hoteles y ya tiene el 29,5% de su capital.

La intención ahora es hacerse con la aerolínea, para hacer llegar a ciudadanos chinos a nuestro país, y posiblemente un aeropuerto -el de Ciudad Real- en el que desembarquen.Inversión china en España

El interés chino por España es cada vez más evidente. El pasado año, alcanzó los 409 millones de euros, casi siete veces más que en 2013, según las cifras del estudio Inversión China en Europa 2014, elaborado por ESADEgeo con la colaboración de KPMG y Cuatrecasas Gonçalves Pereira.

Para los inversores chinos, España tiene grandes atractivos, como la calidad de sus recursos humanos, su acceso a otros mercados, sus infraestructuras portuarias y su apertura a la inversión extranjera.

Estas ventajas competitivas colocan a España como el noveno país de la UE con mayor inversión y como el cuarto con más proyectos de inversión.

Sin embargo, queda camino por recorrer, ya que según el informe apenas hay 60 empresas chinas en España, una cantidad residual en comparación con las otras 12.000 empresas extranjeras en el país.
La mayoría de las empresas operan en la parte alta de la cadena de valor y en sectores de elevado contenido tecnológico como el energético, las tecnologías de la información y el transporte y la logística.

Además, Esade señala que gran parte de estas compañías "han llegado con intención de abrir mercado, no solo en el español, sino otros terceros países a los que éste tiene fácil acceso". En cualquier caso, después de asentarse en España, las empresas chinas valoran el buen clima de negocios, la actitud y apertura hacia China y las infraestructuras, aunque apuntan que los costes relativos a suelo son altos y los trámites burocráticos son excesivos.

Ahora en Portada 

Comentarios