Audiencia Murcia ve indicios de delito en fin suspensión obras Puerto Mayor

  • La Audiencia Provincial de Murcia considera que en la actuación del exdirector general de Calidad Ambiental del Gobierno murciano Antonio Alvarado, quien autorizó el levantamiento de la suspensión de las obras que pesaba sobre Puerto Mayor, en La Manga del Mar Menor, hay "indicios racionales de criminalidad" que deben ser investigados.

Murcia, 27 abr.- La Audiencia Provincial de Murcia considera que en la actuación del exdirector general de Calidad Ambiental del Gobierno murciano Antonio Alvarado, quien autorizó el levantamiento de la suspensión de las obras que pesaba sobre Puerto Mayor, en La Manga del Mar Menor, hay "indicios racionales de criminalidad" que deben ser investigados.

En un auto al que ha tenido acceso Efe, la Sala desestima así el recurso que Alvarado presentó contra la resolución de enero de 2011 del juzgado de instrucción que mantuvo su imputación, en el que solicitó el sobreseimiento de las actuaciones.

En un auto del que ha sido ponente el magistrado Augusto Morales, la Audiencia coincide con el juez instructor e indica que el acuerdo por el que este exdirector general decidió alzar la orden de suspensión de las obras debió limitarse a ser un informe, y no tener la fuerza de una resolución en la que se indicaban incluso los recursos que podían ser presentados contra ella.

El tribunal rechaza la práctica totalidad de la argumentación esgrimida por el recurrente, que cuestionó el informe emitido por un testigo y planteó diversas cuestiones que la Sala considera que no pueden ser analizadas en este momento procesal.

El auto afirma igualmente que ya el juez instructor recogió en el suyo que la resolución dictada por este imputado "es anómala, ya que no responde a la solicitud previa de un particular y no indica qué norma le atribuye la competencia para resolver lo solicitado.

Asimismo, "no se recoge en el cuerpo del documento si se ha recabado algún informe técnico o jurídico, no cita fundamento de derecho alguno y recoge un régimen de recursos, cuando en realidad era un acto de trámite informativo y no resolutivo", añade el auto.

La Audiencia Provincial de Murcia desestima igualmente el recurso presentado por el fiscal contra el auto del juzgado de instrucción.

En ese recurso, la fiscalía asumió el sobreseimiento de la causa respecto a otro imputado, el exdirector general de Transportes y Puertos del Ejecutivo de Murcia, Marcos Ortuño, pero interesó que continuara como imputado Diego Manuel Pardo, funcionario de la comunidad autónoma murciana.

Coincidiendo también con el criterio del juez instructor, la Audiencia señala que de las actuaciones no se deducen indicios racionales de una presunta prevaricación contra Pardo, ya que se limitó a enviar un oficio a su superior en el que le informaba de las solicitudes de alzamiento de la suspensión que se habían presentado, "a los efectos que procedan".

El proyecto de Puerto Mayor, en aguas del mar Mediterráneo, fue autorizado por el Consejo de Ministros en julio de 1975, a instancias del promotor inmobiliario Tomás Maestre, y preveía la construcción de 900 puntos de amarre, 2.000 viviendas y un campo de golf.

Desde entonces, ha pasado por diversas vicisitudes por los problemas legales y medioambientales del proyecto y por la oposición de organizaciones ecologistas, que se vieron incrementados cuando en 2003 el caso pasó a los tribunales de justicia.

Mostrar comentarios