Aumenta la morosidad en alquileres, pese a la reducción de los desahucios


Las deudas y los impagos contraídos por inquilinos siguen una tendencia alcista, habiendo aumentado en 2014 a nivel nacional más del 12% respecto al año anterior, según datos del Fichero de Inquilinos Morosos (FIM). Los alquileres no declarados y la dificultad del proceso de desahucio evitan que muchos de los impagos lleguen a término en los juzgados.
Según se expone en el VII Estudio FIM sobre Morosidad en Arrendamientos Urbanos, esta situación hace que el número de desahucios en el alquiler iguale y supere al número de ejecuciones hipotecarias.
El director de Estudios y Calidad de Fichero de Inquilinos Morosos, Sergio Cardona, ha señalado que la existencia de alquileres no declarados, la dificultad, tedio y altos costes del proceso de desahucio y la picaresca de morosos profesionales evitan que muchos de los impagos producidos lleguen a término en los juzgados.
“Nuestros estudios revelan el aumento de impagos en el alquiler, aunque no todos acaban en un desalojo”, dijo Cardona, quien agregó que sin las medidas preventivas correctas los propietarios están gravemente expuestos a tener que enfrentarse a procesos de desahucio.

Mostrar comentarios