Requisitos

¿Los autónomos tienen derecho a paro? Así es la prestación por cese de actividad

La finalidad de esta ayuda es cubrir la situaciones de finalización del trabajo de las personas trabajadoras por cuenta propia, provocadas por una situación en todo caso involuntaria. 

Paro, Parados Empleo, Desempleo, Trabajo, INEM, Seguridad Social, Autónomo
¿Los autónomos tienen derecho a paro? Así es la prestación por cese de actividad
EUROPA PRESS - Archivo

¿Los autónomos tienen derecho a paro? Es unos de los temas que más dudas suele generar a todos aquellos que empiezan a trabajar por cuenta propia. Pregunta que se ha acrecentado aún más, tras haber sido uno de los sectores más castigados por la pandemia de la Covid-19. En este sentido, hay varias cosas a tener en cuenta. 

El Decreto-Ley 28/2018 publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) hace referencia la cotización por cese de actividad que empezó a ser obligatoria hace ya dos años. Así lo fijó el Estatuto del Trabajo Autónomo, mediante unas reglas equitativas que tenían como objetivo lograr la equiparación efectiva del trabajo autónomo respecto del trabajo por cuenta ajena, en materia de protección social. Veamos, a continuación, en qué consiste este subsidio y quién puede acceder a él. 

Qué es el cese de actividad 

Es, básicamente, la ayuda que recibe un autónomo ante la situación de cese total en la actividad. La finalidad de esta prestación es, apunta el SEPE, "cubrir la situaciones de finalización de la actividad de las personas trabajadoras autónomas provocadas por una situación en todo caso involuntaria y que debe ser debidamente justificada para acceder a la correspondiente prestación económica".

La protección por cese de actividad alcanza a los siguientes colectivos: 

  • Personas trabajadoras autónomas comprendidas en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos. 
  • Personas trabajadoras por cuenta propia incluidas en el Sistema Especial de Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios.
  • Personas trabajadoras por cuenta propia incluidas en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar.

Requisitos

Para poder acceder a la prestación por cese de actividad es necesario cubrir los siguientes requisitos:

  • Estar afiliado y dado de alta en el reta. 
  • Haber cotizado por cese de actividad durante un período mínimo de 12 meses continuados e inmediatamente anteriores al cese.
  • Estar en situación legal de cese de actividad, es decir, suscribir el compromiso de actividad y que se acredite que estás en disposición activa para reincorporarte al mercado laboral. 
  • No haber cumplido la edad ordinaria de jubilación. 
  • Estar al corriente de pago de cuotas de la seguridad social. 

Situación de cese de actividad

Como hemos mencionado anteriormente, para acceder a esta prestación es necesario que sean causas justificadas y no voluntarias. Es decir, no tendrá derecho a este paro aquellos que opten de forma voluntaria por dejar su actividad sin ningún motivo. Las causas de situación legal del cese pueden ser económicas, técnicas u organizativas, como pérdidas de ingresos, etc., causas de fuerza mayor u otras situaciones como víctimas de violencia de género o causa de divorcio o acuerdo de separación matrimonial. 

Cuándo dura la prestación

Con carácter general, el período de disfrute de la prestación se calculará según los períodos cotizados por la persona trabajadora dentro de los 48 meses anteriores a la situación legal de cese de actividad, tal y como se muestra a continuación: 

  • De 12 a 17 meses cotizados: cuatro meses de duración
  • De 18 a 23 meses cotizados: seis meses de duración
  • De 24 a 29 meses cotizados: ocho meses de duración
  • De 30 a 35 meses cotizados: 10 meses de duración
  • De 36 a 42 meses cotizados: 12 meses de duración
  • De 43 a 47 meses cotizados: 16 meses de duración
  • Con 48 meses cotizados: 24 meses de duración

Cuantía

La cuantía de la prestación será el 70% de la base reguladora. ¿Cómo se calcula? Con la media de las bases por las que la persona trabajadora haya cotizado durante los 12 meses anteriores a la situación legal de cese de actividad. 

- La cuantía mínima será del 80% del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM) si la persona trabajadora autónoma no tiene hijos o hijas a su cargo, y del 107% si los tiene. 

- La cuantía máxima será el 175% del (IPREM). Si tiene a su cargo un hijo o hija la cuantía máxima será del 200% y si tiene más hijos o hijas a cargo será del 225%.

La prestación será abonada por la Mutua con la que la persona trabajadora tenga cubierta la contingencia por cese de actividad, o por el Servicio Público de Empleo Estatal, si está cubierta por el INSS, o por el Instituto Social de la Marina, si es la entidad que cubre dicha contingencia. La persona trabajadora comenzará a disfrutar de la prestación a partir del día siguiente al que se produjo la baja, si presenta la solicitud en plazo.

¿Está incluida la pérdida de ingresos por la crisis de la Covid-19?

No. Para ello están las ayudas para los autónomos afectados por la crisis de la pandemia. Ayudas que, por cierto, se prorrogaron hace un par de semanas hasta el 31 de mayo. En total hay hasta cuatro tipo de subsidios que se pueden solicitar dependiendo de la situación: 

  • Prestación por suspensión de actividad: cierre por decisión administrativa, beneficio económico mínimo 760 euros.
  • Prestación compatible con actividad para autónomos cuya actividad no se ha recuperado o empeora: en función de la base de cotización
  • Prestación extraordinaria por bajos ingresos para quienes no puedan acceder a las anteriores: mínimo 760 euros siempre y cuando los ingresos sean inferiores al SMI en el primer semestre de 2021, entre otros requisitos.
  • Prestación para trabajadores de temporada: mínimo 660 euros.
Mostrar comentarios