Lunes, 22.04.2019 - 20:47 h
Tras el ascenso de Campa y De Guindos

La banca española coloca a otro peón de lujo: Hernández de Cos presidirá Basilea

El gobernador del Banco de España es elegido por el grupo de los grandes reguladores para liderar el organismo que vela por la supervisión bancaria. 

Pablo Hernández de Cos y Nadia Calviño / EFE
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, junto a la ministra de Economía, Nadia Calviño. / Efe

España acaba de ganarse un puesto más en otra mesa de prestigio internacional donde se deciden las políticas de supervisión financiera. Con el exministro Luis de Guindos como vicepresidente del Banco Central Europeo y José Manuel Campa como presidente de la Autoridad Bancaria Europea, este jueves se ha hecho público que el actual gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ocupará durante tres años (con opción de renovar otros tres) la presidencia del Comité de Basilea, el organismo que comparten los supervisores bancarios de los principales países del mundo y del que España es miembro desde 2001.

Solo una vez antes España ha ostentado esta silla de prestigio, cuyo ocupante lo elige el Grupo de Gobernadores y Responsables de Supervisión (GHOS, según sus siglas en inglés). Fue entre 2003 y 2006, cuando el entonces responsable del Banco de España, Jaime Caruana, accedió al puesto para presidir después el Banco de Pagos Internacionales, considerado como el banco central de los bancos centrales. Ahora, Hernández de Cos sustituye al sueco Stefan Ingves en la presidencia del Comité de Basilea.

El Comité de Basilea está constituido actualmente por representantes de las autoridades de supervisión bancaria de los bancos centrales de los principales países del mundo, como Bélgica, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Países Bajos, Suecia, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos, Luxemburgo o España. Así hasta un total de 28 jurisdicciones en las que se encuentra la Unión Europea representada por el BCE.

En su discurso de investidura, Hernández de Cos ya subrayó como uno de los retos más importantes de su mandato reforzar tanto el peso del Banco de España como la capacidad de influencia de la institución en la toma de decisiones, metas que con este nombramiento parece encaminado a conseguir.

El comité se encarga de formular las normas generales de supervisión bancaria -como Basilea III que reformó la regulación bancaria tras la crisis- y después son las respectivas autoridades nacionales las que se encargan de ponerlas en práctica. Aunque sus recomendaciones no gozan de la naturaleza legal para que sean consideradas de carácter vinculante, los diferentes organismos nacionales habitualmente las implementan en sus territorios correspondientes.

Entre sus nuevas funciones, Hernández de Cos deberá supervisar el progreso del programa de trabajo del organismo, que se encuentra implementando Basilea III y diseñando Basilea IV, y representará y será el principal portavoz de la institución, cuya sede se encuentra precisamente en la ciudad helvética de Basilea.

"Asimismo, el comité debe evaluar el conjunto de los cambios regulatorios, cuestión esta también de gran importancia, dado el calado de las reformas adoptadas", informa el Banco de España, que asegura que la institución seguirá estando atenta ante la posibilidad de que emerjan nuevos riesgos y promoviendo una sólida supervisión bancaria.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios