Los bancos del Ibex ganan un 26,09% menos en el primer semestre, hasta los 6.667,2 millones

EUROPA PRESS

La causa de este recorte se encuentra en la presión que están ejerciendo los tipos de interés ultrarreducidos en los márgenes de las entidades, así como en la ausencia de extraordinarios y en el impacto de los tipos de cambio.

Popular ha sido la entidad que más ha reducido su beneficio hasta junio respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, con una caída del 50%, hasta los 94 millones de euros.

El banco que preside Ángel Ron ha anunciado el inicio de una nueva etapa que contará con Pedro Larena como consejero delegado en sustitución de Francisco Gómez y que implicará la separación de los negocios principal e inmobiliario con el objetivo de mejorar la rentabilidad y la eficiencia.

Le ha seguido BBVA, que ha situado su beneficio en 1.832 millones de euros, un 33,6% inferior al del primer semestre de 2015, lastrado por el impacto de los tipos de cambio y por la ausencia de operaciones corporativas. El banco ha precisado que sin estos dos efectos su resultado aumentaría un 5,8%.

El banco que preside Francisco González registró un margen bruto de 12.233 millones de euros, un 5,9% más que en el mismo periodo de 2015, siendo los ingresos recurrentes (margen de intereses más comisiones) "los principales catalizadores" de su crecimiento.

Santander, por su parte, ha cerrado el primer semestre del año con un beneficio de 2.911 millones de euros, un 31,7% inferior al del mismo periodo del ejercicio anterior, lastrado, al igual que el de BBVA, por la ausencia de extraordinarios y el tipo de cambio.

El banco se ha comprometido a repartir un dividendo de 0,21 euros con cargo a los resultados de 2016, lo que supondría un incremento del 5% en el dividendo por acción con respecto a 2015, algo que ha sido premiado por los inversores con subidas en Bolsa.

Bankia también ha recortado su beneficio hasta junio en un 13,4%, hasta los 481 millones de euros, debido a la desconsolidación de City National Bank de Florida tras su venta en 2015, la depreciación de los bonos de la Sareb y la bajada de los tipos de interés. Descontado del beneficio del año pasado la aportación de CNB, el resultado caería un 8,7%.

La entidad, que destaca que la contención de costes y la bajada de las provisiones por dudosos le permiten mantener unos altos niveles de rentabilidad, ha abierto la puerta a una mejora de su 'payout', situado actualmente en el 30%, una cifra que considera "prudente".

A continuación se sitúa Caixabank, que ve reducido su resultado en el primer semestre del año en un 9,9%, hasta los 638 millones de euros, por "impactos singulares" asociados a la integración de Barclays Bank.

La entidad señala que el resultado de los seis primeros meses del año se apoya en un "elevado nivel de ingresos", de 4.049 millones de margen bruto, un 11,3% menos; en la contención y racionalización de los gastos de explotación (-2,5% sin considerar los costes asociados a la integración de Barclays Bank y el acuerdo laboral en el primer semestre del año pasado), y en las menores dotaciones para insolvencias, que se han reducido en 609 millones, un 56% menos.

SABADELL Y BANKINTER MEJORAN SU BENEFICIO

Por el contrario, Sabadell y Bankinter han visto cómo su resultado ha mejorado en el primer semestre del año en un 20,7% y en un 45%, respectivamente.

El banco presidido por Josep Oliu, que ha presentado un beneficio de 425,3 millones de euros, ha mejorado el margen de intereses un 49,5% interanual en los seis primeros meses del año, situándose en los 1.942,5 millones.

Además, la evolución de la actividad comercial ha impactado positivamente en las comisiones, que han crecido un 15,3% interanual y un 5,3% intertrimestral. También destaca el repunte de los ingresos por comisiones de fondos de inversión, comercialización de fondos de pensiones y seguros y gestión de patrimonios, que han aumentado un 30,4% en comparación con el segundo trimestre de 2015.

Mientras tanto, Bankinter registró un beneficio neto de 286 millones de euros, una cifra que incluye el negocio de Bankinter Portugal, después de que el pasado 1 de abril se diera por cerrada la adquisición a Barclays de los negocios de Banca de Particulares, Banca Privada y Banca Corporativa con los que esta entidad operaba en el mercado portugués.

Entre enero y junio, el grupo alcanzó un beneficio antes de impuestos de 401,6 millones, lo que supone un incremento del 44,4% respecto a un año antes, aunque si se excluye Portugal se situaría en 286,8 millones de euros, un 3,2% más.

Mostrar comentarios