La venta de EVO Banco requiere "adaptaciones laborales" que dirección y sindicatos negociarán desde esta semana

CC.OO. ve "positiva" la venta al mantener el empleo y la CIG advierte de la "tremenda factura" que supone tras inyectarse "ingentes" recursos

CC.OO. ve "positiva" la venta al mantener el empleo y la CIG advierte de la "tremenda factura" que supone tras inyectarse "ingentes" recursos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 (EUROPA PRESS)

La venta de EVO Banco a un fondo de la estadounidense Apollo requiere "adaptaciones laborales" que la dirección de la entidad y los representantes de los 590 trabajadores negociarán, previsiblemente, a partir de esta misma semana, según han informado fuentes sindicales a Europa Press.

El representante de CC.OO. en NCG Banco Luis Mariño ha explicado que el inicio de las negociaciones, aunque de manera extraoficial, es inminente, puesto que el banco ha comunicado a las organizaciones sindicales que se ha llegado a un acuerdo "que requiere adaptaciones laborales".

Mariño prevé que los sindicatos sean convocados esta misma semana a la primera de varias reuniones no oficiales en el periodo previo a la apertura del periodo de consultas.

Al respecto, este portavoz sindical ha destacado que el acuerdo laboral alcanzado en el caso del Banco Etcheverría "marca un camino", ya que "no fue difícil" llegar a sellarlo. "Estamos cambiando empleo por adaptación de condiciones laborales. Es difícil siempre bajar un peldaño pero peor es caerse desde lo alto de la escalera", ha asumido.

En cuanto a los aspectos laborales que sufrirán cambios en las 80 oficinas de EVO Banco, Luis Mariño no se ha pronunciado, puesto que, a partir de ahora, "se abren muchas expectativas".POSIBLE REBAJA SALARIAL

Quien sí ha hablado ya de "negociar una rebaja salarial" para los trabajadores es el responsable de CIG-Banca, Clodomiro Montero, quien, también en declaraciones a Europa Press, ha hecho referencia a la necesaria creación de una ficha bancaria de EVO en el Banco de España y en la "rebaja" de las condiciones laborales "para poder seguir trabajando".

Montero critica la "tremenda factura" que "socialmente" supone esta operación, puesto que "se vende por 60 millones" una entidad en la que se inyectaron "ingentes recursos públicos" para sanear su balance.

Además, el portavoz de la central nacionalista ve que esta transacción "no es más que el resultado del decreto aprobado por el Gobierno de Rajoy hace hoy exactamente un año". "Entonces ya dijimos que era un decreto a todas luces negativo", ha apostillado."PREOCUPACIÓN" PARA LA CIG

Aunque admite que, "desde el punto de vista laboral, es preferible que siga la gente trabajando", argumenta que estos acuerdos "consiguen hacer bueno lo que en realidad es negativo".

También advierte "preocupación" por quien se ha hecho con EVO Banco, un fondo "especulativo" de la norteamericana Apollo, que, a su vez, "fue creado por altos directivos de un banco que quebró en los 90".

Para la CIG, "lo único sostenible" sería que Novagalicia pasase a ser "una entidad pública gallega", pues "el resto son decisiones opacas que afectan al erario y a las condiciones laborales" de los empleados.

Pese a todo, es consciente de que el siguiente paso en el proceso de privatización de Novagalicia es la venta de esta, y "cualquiera de las posibles opciones tienen costes laborales y sociales". "No conocemos las opciones, pero, sean fondos norteamericanos o bancos españoles, tendrá consecuencias", incide.PARA CC.OO., "POSITIVO"

Para Luis Mariño, de Comisiones, no obstante, la venta de EVO es "positiva teniendo en cuenta que, en el proceso de reestructuración, tenía una fecha de caducidad".

"O estaba vendida a esa fecha --en 2014-- o había que ir a su liquidación en seis meses", recuerda, ante lo que contrapone lo "positivo" de poder "continuar el proyecto en solitario, conservando empleo".

La venta de EVO Banco requiere "adaptaciones laborales" que dirección y sindicatos negociarán desde esta semana

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios