Productos de ahorro

Los bancos que empezarán a cobrar comisiones por los depósitos en 2021

Este tipo de producto es una de las opciones más socorrida por los ahorradores que quieren rentabilizar su dinero sin correr riesgo.

Los bancos que empezarán a cobrar comisiones por los depósitos en 2021
Los bancos que empezarán a cobrar comisiones por los depósitos en 2021
Canva

El año pasado llegó el aluvión de subida de comisiones por parte de las entidades bancarias. Ocurrió en un momento tan excepcional que es ya de sobra conocido, una de las peores crisis que se recuerda, generada por la pandemia de la Covid-19. El contexto era el siguiente: las compañías financieras trataban de buscar una mayor rentabilidad en un mercado donde los tipos de interés siguen manteniéndose al 0%, el ahorro de las familias toca máximos, y los créditos hipotecarios siguen prácticamente en punto muerto. Ante este panorama, los bancos decidieron fidelizar aún más a sus clientes, de forma que aquellos con menor vinculación (sin ingresos mensuales, nóminas domiciliadas, etc.) tuvieran que pagar un extra por el mantenimiento de las cuentas. 

Ahora, parece que el siguiente producto que 'sufrirá' esta consecuencias será el de los depósitos, algo que no es baladí, pues hablamos de la opción más socorrida por los ahorradores que quieren rentabilizar el dinero sin correr riesgo, ya que su funcionamiento es muy sencillo y no son necesarios grandes conocimientos financieros, aunque eso sí, existen de varios tipos: plazo fijo, estructurado o combinado. 

Por lo pronto, hay dos entidades que ya anunciaron su intención de cobrar por los depósitos este año. Veamos cuáles son y las opciones que hay para evitar esa nueva comisión. 

BBVA

El primer banco español que cobrará una comisión a sus clientes particulares por el mantenimiento de depósitos será el BBVA. Como parte de la revisión periódica de la política comercial, la entidad empezará a aplicar una comisión de mantenimiento del 0,025% mensual o 0,3% anual a partir del próximo mes de febrero. 

Eso sí, el número de clientes que se verá afectado será reducido con poca vinculación y saldos muy elevados de 100.000 euros. Se trata, exclusivamente, de aquellos on un alto poder adquisitivo concentrado en cuentas corrientes que no tienen ningún producto vinculado, ni siquiera la domiciliación de una nómina. Según estimaciones del BBVA, alrededor de un 0,2% de personas. 

De este modo, no se verán afectados los clientes con vinculación o cuyo patrimonio no exceda de los 100.000 euros, la cantidad máxima cubierta por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

ING

Por su parte, ING también ha decidido cambiar de estrategia comercial y ha avisado a sus clientes de que empezará a cobrarles por su cuenta de ahorros, la Cuenta Naranja, una comisión de 10 euros al mes. Lo que supone 120 euros al año.

La medida entrará en vigor dos meses después de la del BBVA, el 1 de abril, y también, igual que el anterior, afectará a unos pocos, apenas el 4% de los más de 4 millones de clientes de la entidad naranja en España. La idea del banco es que la Cuenta Naranja, que ofrece una rentabilidad del 0,01 % TAE, pase a ser un beneficio más de la Cuenta Nómina y no ya un producto que se pueda contratar de forma separada, teniendo en cuenta el actual contexto de tipos de interés y la búsqueda de una mayor rentabilidad.

¿Hay formas de evitar esta comisión? Sí hay varias opciones como, domiciliar la nómina, que los ingresos mensuales sean de, al menos, 700 euros o que los ahorros depositados sean menos de 30.000 euros. 

Mostrar comentarios