Riesgo para los usuarios

Estos son los bancos que cobran más del 20% de intereses en tarjetas revolving

A pesar de que el Supremo haya declarado nulos estos contratos por sus altos intereses y los califique de usura, muchos bancos continúan ofreciéndolos.

Persona pagando con su tarjeta de crédito mastercard online.
Estos son los bancos que cobran más del 20% de intereses en tarjetas revolving.
©[Anna Shvets] a través de Canva.com

Los bancos disponen de multitud de servicios o productos financieros para los clientes que pueden ayudarles a ahorrar o disfrutar de amplios préstamos. Sin embargo, existe uno en concreto que ha sido declarado como usura por el Tribunal Supremo con motivo de sus altos intereses. El Alto Tribunal falló a favor de un consumidor sobre estas tarjetas 'revolving' asociada a la entidad Wizink que constaba de un interés del 27%, lo que provocó que el cliente contrajera importantes deudas.

Las tarjetas 'revolving' son un tipo de tarjeta que permite retrasar el importe pagado a plazos. Este tipo de financiación se diferencia del resto de créditos en que no se paga el importe utilizado a final de mes, sino que la deuda pendiente se fracciona en periodos para su devolución, bien a través de un porcentaje de la deuda existente o como una cuota fija.

A pesar de la sentencia, muchas entidades continúan ofreciendo este tipo de producto con intereses superiores al 20%, es decir, por encima del 18,88% que se cobra de media en el sector en términos de TAE. Según un informe de la Asociación de Consumidores (ASUFIN), esta situación sigue dándose en el sector y pone en riesgo a muchos usuarios que podrían tener problemas de deudas en el futuro.

Bancos que ofrecen estos créditos

Tal y como apunta la asociación, BBVA, Openbank y Caixabank son algunas de las entidades que disponen de este tipo de productos financieros. "El recorte en los tipos de interés que se ha visto a lo largo del año se ve compensado por las comisiones y gastos que cobran por el uso de esas tarjetas, lo que sigue situando el precio total en el entorno de la usura", explican.

Desde Asufin aseguran que el peligro de estas tarjetas es real y por ello reclaman mayor transparencia en la contratación, puesto que erróneamente muchos tienden a pensar que les facilitarán los pagos. "Son auténticas bombas de créditos que permiten disposiciones muy elevadas y pago de cuotas realmente pequeñas", insiste la plataforma.

Por otro lado, este tipo de tarjetas no solo están marcadas por los intereses, que pueden alcanzar hasta 109,93 euros en el primer mes, también pueden ir acompañadas de seguros de protección de pagos. Lo cual haría que la factura final se elevase a casi 200 euros.

Mostrar comentarios