Pensiones calculadas con toda la vida laboral

Báñez alisa el terreno para un ajuste de las pensiones al usar toda la vida laboral

Empleo centra el debate en la relación entre prestación y periodo cotizado. Una vinculación directa podría reducir la pensión alrededor de un 15%

Fátima Báñez prueba
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, con Unai Sordo (CCOO) y Pepe Álvarez (UGT).

"Es solo una propuesta y, en caso de aprobarse, sería de adhesión voluntaria, y solo para aquellos que salieran perjudicados con el sistema actual". Los portavoces del Ministerio de Empleo se pasaron el martes tratando de explicar que el anuncio de Fátima Báñez de que el PP propondrá a la Comisión del Pacto de Toledo tomar toda la vida laboral para calcular la futura prestación de algunos pensionistas no es una medida de aplicación general y que tampoco supondrá un recorte de su futura pensión para nadie. 

Si tuvieron que hacerlo fue porque hasta ahora cada vez que un experto, un político o un funcionario de la Unión Europea ha mencionado la posibilidad de ampliar el periodo de cálculo de las pensiones a toda la vida laboral ha sido para sostener la necesidad de reducir el coste del sistema de pensiones para hacerlo sostenible a largo plazo. La propuesta de Báñez implicaría una pensión más alta para sus potenciales beneficiarios, pero a cambio rompe un tabú - el del cálculo de la pensión en función de toda la vida laboral en el sistema español de reparto- con implicaciones serias sobre el sistema y sitúa el debate de las pensiones en la relación entre la prestación recibida y lo efectivamente cotizado. El Gobierno no oculta su incomodidad con el desplazamiento en los últimos días del eje del debate hacia la insuficiente financiación del sistema tras la propuesta del PSOE de subir cotizaciones sociales y crear un nuevo impuesto a las empresas financieras para dotar de recursos al sistema de pensiones.

Para ser una recomendación expresa del Libro Verde de la Comisión Europea sobre el futuro de las pensiones y un tema de debate recurrente cada vez que se habla del sistema español de reparto no hay mucho caudal académico sobre el eventual impacto de una extensión del periodo de cálculo de las pensiones a toda la vida laboral. Todos, no obstante, auguran una caída de la pensión media. Uno de los últimos referentes disponibles es un estudio de BBVA Research que estimaba un impacto medio del 15% sobre la pensión media...aunque es anterior a las últimas reformas del sistema.

Cada vez más años para calcular la pensión

La reforma de pensiones de 2013 estableció una ampliación progresiva del periodo de cálculo de la pensión desde los 15 a los 25 años. De este modo, en 2018 la cuantía de la pensión se calcula en función de las bases de cotización de los 21 años inmediatamente anteriores al mes previo al que el trabajador se jubila. Para 2022, el periodo de cálculo será de 25 años. Para Eduardo Bandrés, director de Economía Pública de Funcas, lo razonable es que ese plazo vaya incrementándose de forma progresiva. "A lo que se debe tender es a que se considere toda la vida laboral".

Bandrés estima que un sistema que calcula las pensiones en función de toda la vida laboral de los beneficiarios es más justo que el actual, porque éste estaba pensado para un modelo en que los ingresos de los trabajadores eran más elevados en los últimos años de su carrera de cotización y ahora eso ha cambiado.

Otro estudio publicado por el Banco de España (BdE) incide en que la aplicación de esta medida acercaría el sistema español a la situación de algunos países de nuestro entorno que tienen mejor resuelta la sostenibilidad a medio plazo de su sistema de pensiones, como Finlandia, Polonia, Portugal y Suecia. Aunque, advierte, no resolvería por sí sola el futuro de las pensiones porque la reducción de gasto que propiciaría, ausentes otros mecanismos de ajuste, sería limitada.

Comentarios