Sábado, 23.02.2019 - 10:45 h

Báñez recurre al 'think tank del Ibex 35' para mejorar la eficacia del antiguo Inem

Fedea trabaja con Empleo en una herramienta que clasificará a los parados por perfiles y permitirá  diseñar itinerarios personalizados de colocación

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha presentado en el Consejo de Ministros el informe de evaluación de la reforma laboral.
La ministra de Empleo, Fátima Báñez,.

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ya tiene sobre la mesa la propuesta de modelo estadístico de perfilado de parados que constituye la principal apuesta del Gobierno para modernizar el funcionamiento de los Servicios Públicos de Empleo y conseguir de una vez por todas que sean útiles a la hora de encontrar una colocación a parte de los 3,7 millones de parados que aún presenta la economía española.

Para el diseño del sistema el Departamento que dirige Fátima Báñez se ha apoyado en el equipo de investigadores de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, más conocida como Fedea, uno de los think tank más prestigiosos del país y sin duda el que tiene una nómina de patronos más deslumbrante, con hasta once representantes del Ibex 35 además del Banco de España o la Bolsa de Madrid.

No es la primera vez que el Gobierno recurre a Fedea para apuntalar la dimensión técnica de alguna política económica estratégica. El director ejecutivo del instituto de análisis, Ángel de la Fuente, fue uno de los expertos designados directamente por el Ministerio de Hacienda en la comisión de sabios para la reforma de la financiación autonómica.

El equipo de investigadores, encabezado por Florentino Felgueroso, consultor habitual para temas laborales de organizaciones internacionales como la OIT y la Comisión Europea; José Ignacio García-Pérez y Sergi Jiménez, ha finalizado recientemente los trabajos de lo que aspira a ser la base metodológica para la implantación de un sistema común de perfilado de parados para toda España, es decir, para que sea utilizado por los servicios de empleo de las 17 comunidades autónomas, según lo acordado en el marco de la Estrategia de Activación para el Empleo 2017-2020, que se presentará en las próximas semanas.

Cuatro grupos de parados según su empleabilidad

La propuesta de Fedea, a la que ha tenido acceso lainformacion.com y que será a grandes rasgos la que trasladará el Ministerio de Empleo a las comunidades autónomas, según han confirmado fuentes del Ministerio, segmenta al colectivo de desempleados en cuatro grandes grupos en función de su grado de empleabilidad, que se determine en función de una serie de variables como su nivel de formación, su edad, el tiempo que llevan parados o el sector en el que desean trabajar.

Dado que el objetivo es que sea aplicado en todas las comunidades autónomas y en Ceuta y Melilla y que las diferencias entre regiones son significativas, el modelo se ha adaptado a las características de cada región a la hora de modelizar esa segmentación de parados. Ese trabajo estadístico ha revelado información interesante como que Aragón, Baleares, Extremadura y La Rioja con las regiones que tienen un mayor porcentaje de desempleados que tienen elevadas posibilidades de salir del desempleo a corto plazo, o que, por el contrario, Asturias, País Vasco, Ceuta y Melilla son los territorios con un mayor porcentaje de desempleados con pocas opciones de encontrar un puesto de trabajo.

El objetivo básico de esta herramienta de perfilado es sistematizar al máximo la información disponible tanto sobre el desempleado como sobre las tendencias y necesidades del mercado de trabajo donde busca un empleo para así poder estimar sus posibilidades reales de colocación y adaptar la acción de los servicios públicos de empleo a éstas. 

El elemento de cierre del modelo, por decirlo así, es la proyección de impacto de cada una de las acciones que pueden ofrecer los servicios públicos de empleo sobre el nivel de 'empleabilidad' de cada uno de los parados, sobre la base de que estas acciones pueden ser: una oferta de empleo, un servicio de orientación laboral profesional, un programa de formación o la aplicación de alguno de los incentivos de fomento del empleo existentes en la normativa nacional y regional. En el mejor de los casos, el instrumento permitiría a los profesionales de los servicios públicos de empleo ofrecer a cada parado la acción que mejor se le adapta para mejorar su perfil de empleabilidad.

El trabajo de Fedea ilustra como funcionaría el modelo. Éste, por ejemplo, priorizaría la realización de acciones de orientación laboral cuando la ocupación deseada por un individuo difiere de aquella que
maximizaría su probabilidad de empleo en ocupaciones alternativas y eso exija redirigir la búsqueda de empleo del individuo en concreto. Cuando el demandante de empleo, por contra, buscara un empleo en un sector en el que los servicios públicos detectan un elevado flujo de contrataciones, el objetivo debería ser ayudar al paro a encontrar un empleo, ejerciendo de intermediario entre el demandante y las empresas para conseguir ese empleo.

Estrategia de Activación para el Empleo

El sistema estadístico de perfilado de parados es una de las bases de la futura Estrategia de Activación para el Empleo 2017-2020 que el Ministerio de Empleo tiene previsto lanzar en las próximas semanas, antes de que finalice el año en cualquier caso, según fuentes del Ministerio.

El sistema prevé, entre otras medidas, hacer un especial esfuerzo en el colectivo de mayores de 50 años, desarrollar programas de recualificación para jóvenes sin formación, en línea con lo que pide la OCDE; implantar un sistema de gestión por competencias en los Servicios Públicos de Empleo y establecer sistemas de evaluación del desempeño; o mejorar el funcionamiento del Portal Único de Empleo.

Ahora en Portada 

Comentarios