Viernes, 06.12.2019 - 19:59 h
Podemos defiende una banca pública

Sánchez e Iglesias dejan Bankia fuera del pacto y colocan a Goiri en la encrucijada

Incertidumbre total al respecto del futuro del banco tras el acuerdo entre PSOE y la formación morada para formar un Gobierno de coalición.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. / EFE

Incertidumbre total respecto al futuro de Bankia, que se ha convertido en la primera víctima del acuerdo para formar un Gobierno de coalición alcanzado entre Pedro Sánchez, actual presidente en funciones, y Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos. Fuentes de un lado y del otro constatan que el asunto aún no se ha tratado en la mesa de negociación, pero las dudas respecto a la privatización definitiva de la entidad o su conversión en banca pública ya se han hecho notar en los mercados, con una caída del 4,55% en el valor en bolsa del banco, en el que el Estado mantiene una participación superior al 60%.

PSOE y Unidas Podemos han optado por dejar fuera del pacto preliminar, que se ha cerrado en apenas 24 horas, un tema tan controvertido como es el futuro de la entidad que lidera José Ignacio Goirigolzarri, a quien la formación morada quiere apartar de la presidencia de Bankia. El asunto se abordará próximamente y, por el momento, los únicos aspectos delicados que se han concretado, según el documento pactado y firmado por ambos dirigentes, es la renuncia de Iglesias a la vía soberanista en Cataluña y su compromiso con el control del déficit público. Y es que en el ámbito económico, las menciones se limitan a la consolidación del "crecimiento y la creación de empleo" y a la "justicia fiscal" y el "equilibrio presupuestario".

Sea como fuere, Unidas Podemos siempre ha sido muy claro cuando ha tocado hablar de Bankia. El propio Pablo Iglesias ha reiterado que, si de él dependiera, impulsaría su transformación en una auténtica banca pública. El líder de UP y otros miembros de su cúpula como Pablo Echenique han insistido en numerosas ocasiones que la entidad "debe 1.300 euros a cada español". Además, en su programa electoral para las elecciones del pasado fin de semana dedica un punto específico a la entidad financiera.

Este se titula "Impedir la inminente privatización de Bankia", y dice que España se ha gastado  "60.000 millones de euros en el rescate bancario", a través del cual "adquirió Bankia" (un tercio de este montante lo aportó la propia banca a través del Fondo de Garantía de Depósitos). En cualquier caso, según el partido morado, la utilidad de Bankia como banca pública sería la de "introducir competencia en el sector", la de garantizar el crédito para "autónomos, pymes y empresas de economía social" y la de "introducir parámetros de justicia en el mercado de las hipotecas y atender las funciones sociales de la banca", entre las que se contemplan que haya cajeros en la España vaciada o inversión en vivienda social.

El PSOE apunta a Calviño

Fuentes socialistas, en cambio, inciden en que, independientemente de si Podemos renuncia a estas premisas, habrá una serie de temas de carácter estructural que se deberán tratar de manera "seria". Así, inciden en que la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño (nominada para ser la futura vicepresidenta del ramo económico), tiene clara su postura sobre Bankia, que pasa por que se sigan revirtiendo dividendos al Estado mientras se espera a que suba su valor en bolsa. Sería entonces cuando se podría retomar la colocación de paquetes de acciones en el mercado, pero ahora se especula con una fusión con otro gran banco.

Es más, el banco nacionalizado está en todas las quinielas y Sabadell -con quien ya hubo negociaciones- CaixaBank y BBVA suenan como pretendientes. Por ahora, en el mercado persiste la incertidumbre y no se descarta que Sánchez vaya a ceder a alguna de las pretensiones sobre banca pública de Iglesias con el objetivo de sustentar su "acuerdo de legislatura". "Sánchez en solitario no haría barbaridades, pero en búsqueda de equilibrios quién sabe", apuntan en medios financieros. La UE, no obstante, ha instado más de una vez a completar la privatización.

En el rescate de Bankia se inyectaron 22.400 millones de euros, de los que solo se han devuelto 3.083 millones. La mayor parte de este total, 2.122 millones, se han obtenido gracias a la privatización parcial del banco -1.304 millones de euros resultado una colocación del 7,5% del capital en enero de 2014 y 818 millones en la venta del 7% de diciembre de 2017-, mientras que los 961 millones restantes se corresponden con dividendos ordinarios. Para recuperar el 100% de las ayudas públicas, no obstante, aún faltan más 19.000 millones de euros, pero la participación estatal en Bankia apenas vale 3.200 millones, lo que supone que, de vender ahora, no se recuperaría ni un tercio del rescate.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING