Bankia, Popular e Ibercaja remitirán sus ofertas por Unnim el 20 de febrero

Los principales interesados en Unnim, Bankia, Banco Popular e Ibercaja, comienzan en estos días a estudiar las cuentas de la entidad catalana con la idea de presentar el próximo 20 de febrero una oferta formal por el grupo fruto de la fusión de Caixa Sabadell, Terrassa y Manlleu.

Madrid, 24 ene.- Los principales interesados en Unnim, Bankia, Banco Popular e Ibercaja, comienzan en estos días a estudiar las cuentas de la entidad catalana con la idea de presentar el próximo 20 de febrero una oferta formal por el grupo fruto de la fusión de Caixa Sabadell, Terrassa y Manlleu.

Así lo han informado hoy a Efe fuentes financieras, que añaden que el Banco Santander, BBVA y previsiblemente el fondo JC Flowers también mirarán al detalle los números de Unnim, pero aparentemente con un menor interés.

En cualquier caso, siguiendo el calendario previsto, la caja catalana, en manos del Estado tras aportarle 568 millones de euros, podrá quedar adjudicada a un nuevo dueño a finales del próximo mes o principios de marzo.

Unnim perdió 107 millones de euros en los nueve primeros de 2011, cuando su exposición inmobiliaria rondaba los 3.226 millones y tenía más de 1.500 millones en inmuebles adjudicados.

Al igual que en la subasta de la Caja del Mediterráneo (CAM), el comprador se beneficiará de un esquema de protección de activos con el que el fondo de garantía de depósitos cubre el 80 % de las pérdidas que afloren en diez años en una cartera acotada de activos problemáticos.

Dicha cartera, que podría rondar entre los 7.000 y los 12.000 millones según fuentes del sector, incluirá el crédito promotor moroso y con riesgo de serlo, el llamado subestándar, además de inmuebles adjudicados.

Esta cobertura animaría especialmente a pujar por la catalana a Bankia, Popular e Ibercaja, que además encontrarían otras razones de peso para plantear una oferta en firme, siempre según fuentes financieras porque las entidades declinan hacer comentarios al respecto.

En el caso de Bankia, el grupo que preside Rodrigo Rato se beneficiaría en primer lugar de que el Gobierno dé a las entidades que participen en una fusión un año más, hasta 2013, para elevar sus provisiones vinculadas al "ladrillo" y además podría hacerlo contra reservas y no exclusivamente restándolo de los resultados.

Con la operación la entidad reforzaría claramente su presencia en Cataluña y aumentaría aún más su tamaño, el mismo objetivo que busca el Banco Popular, que recuperaría el quinto puesto de la banca española que le arrebató Sabadell al comprar la CAM.

La prórroga de un año para reforzar provisiones también le podría interesar a Ibercaja ya que, aunque es menor su exposición al sector inmobiliario, se espera que la entidad aragonesa protagonice un movimiento importante en esta nueva ronda de fusiones.

El sector especula también con la posibilidad de que resuelta la subasta de Unnim, Ibercaja se una a Banca Cívica, que cotiza en bolsa desde el verano, lo que explicaría que la entidad integrada por Caja Navarra, Cajasol, CajaCanarias y Caja Burgos no haya entrado en la puja por Unnim.

Al fin y al cabo, Bankia, Banca Cívica y BMN, que recibieron préstamos a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) pero no ayudas en forma de inyecciones de capital, no tienen ya impedimentos para participar en el proceso de concentración.

Tras la venta de la entidad catalana, vendrá la subasta del Banco de Valencia, intervenido el pasado 21 de noviembre, y que le interesa especialmente a BMN ampliar su presencia en las provincias mediterráneas y como trampolín para debutar en bolsa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING