Barberá recrimina a las eléctricas su insolidaridad y su ansiedad por cobrar

  • La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha recriminado hoy a las compañías eléctricas su "ansiedad" por cobrar, pese a los grandes beneficios que presentan, y su falta de solidaridad por "amenazar" a las instituciones con el corte del suministro si se retrasan en el pago.

Valencia, 29 sep.- La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha recriminado hoy a las compañías eléctricas su "ansiedad" por cobrar, pese a los grandes beneficios que presentan, y su falta de solidaridad por "amenazar" a las instituciones con el corte del suministro si se retrasan en el pago.

La alcaldesa ha realizado estas críticas tras reunirse con la consellera de Turismo, Cultura y Deporte, Dolores Johnson, al ser preguntada sobre si el consistorio está al día en el pago de la factura eléctrica, después de que hoy se haya sabido que la Generalitat valenciana había sido advertida del corte de suministro en la luz en Presidencia.

"La situación de las eléctricas no es para que estén con esa ansiedad de cobrar", ha señalado Barberá, a quien le parece "injusto" que "amenacen" con cortar la luz en las instituciones públicas, "ahogando -ha dicho- para que paguemos a los pequeños".

"No me parece que puedan ahogarnos así cuando luego llega final de año y presentan ejercicios con cantidades muy grandes de beneficios", ha agregado Barberá, quien ha lamentado que, pese al ahorro del consistorio en el consumo de luz, la factura mensual siga rondando los 1,7 millones de euros por las subidas de las tarifas.

Ha señalado que igual que han amenazado a la Generalitat con el corte de suministro, lo han hecho alguna vez con el Ayuntamiento y ha insistido en que esa actuación de las compañías eléctricas no le parece "solidaria", sobre todo a la vista de sus beneficios.

"Creo que la solidaridad tiene que llegar a todos y a los más grandes, más", ha apuntado.

"Tienen que hacerse cargo de que tienen que dejarnos respirar para que podamos ayudar a los más necesitados", ha reclamado Barberá, quien ha insistido que el Ayuntamiento "paga bien" y los retrasos apenas son de "tres o cuatro meses, nada más".

Preguntada también por la amenaza de corte en el suministro eléctrico de la Generalitat, la consellera y portavoz del Consell ha confirmado que "no se ha producido el corte" y ha justificado que el aviso responde "a problemas de retrasos en el pago".

"Somos conscientes del retraso en el pago pero no hay ninguna situación anómala", ha sentenciado.

Mostrar comentarios