Prestación contributiva

Los beneficios en la jubilación de los trabajadores con más años cotizados

El número de años cotizados determina el porcentaje de la base reguladora de la pensión a la que se tiene derecho pero además permite ciertas ventajas como jubilarse antes.

Aquellos trabajadores con más años cotizados a la Seguridad Social tienen beneficios en la pensión y la jubilación.
Aquellos trabajadores con más años cotizados a la Seguridad Social tienen beneficios en la pensión y la jubilación.
Canva.

El número de años cotizados de cada trabajador es fundamental para determinar la pensión de jubilación a la que tiene derecho. En primer lugar, se exige un período mínimo de 15 años, dos de los cuales se deberán haber producido en los últimos 15 años, para acceder a la prestación contributiva. De manera que aquellos que no cumplan ambos requisitos no tendrán derecho a la pensión contributiva, aunque podrán solicitar la no contributiva.

Una vez se reconozca el derecho a la pensión de la Seguridad Social, los trabajadores podrán acceder a la jubilación al cumplir la edad legal, que precisamente es más temprana para aquellos que acrediten mayor periodo de cotización. En la actualidad los trabajadores solo se pueden jubilar con 65 años si han trabajado más de 37 años, en caso de tener un periodo inferior tienen que esperar a los 65 años y 10 meses. No obstante, esta edad solo es válida para 2020, ya que se trata de una norma en cambio que tiene como objetivo situar a partir de 2027 la edad de jubilación en los 67 años y solo será posible a los 65 años si se acreditan más de 38 años y 6 meses. De esta manera, cada año se incrementará en dos meses la edad legal y en tres meses los periodos cotizados para poder optar a la jubilación a los 65 años. 

El periodo de cotización también es uno de los factores que determina el porcentaje de la base reguladora a la que se tiene derecho y solo aquellos que tengan más de 36 años podrán acceder al 100%. Al igual que con la norma que regula la edad legal, para determinar ese porcentaje existe una escala paralela también en cambio que exigía un mínimo de 35 años y seis meses en el periodo de 2013 a 2019, en el periodo actual de 2020 a 2022 exige 36 años, 36 años y medio de 2023 a 2026 y 37 años a partir de 2027. 

No obstante, esta escala se aplica a los trabajadores que se jubilen a la edad legal de la jubilación ordinaria, si un trabajador cumple los requisitos para retirarse a los 65 años, deberá contar en la actualidad con un período de cotización de 36 años. Este mínimo irá aumentando tres meses cada año hasta los 38 años y seis meses que se exigirán a partir de 2027.

Mayor facilidad y menos penalización en la jubilación anticipada

Los requisitos anteriores son referidos a la jubilación ordinaria, pero existen otras modalidades que resultan más beneficiosas cuantos más años cotizados se acrediten. En el caso de la jubilación anticipada voluntaria permite retirarse hasta dos años antes de la edad legal, pero solo es válida para quien cuente con 35 años cotizados. Si se opta por la jubilación anticipada forzosa se necesita un periodo de cotización de al menos 33 años. 

Además, en referencia a la jubilación anticipada, los trabajadores con más años cotizados también son los más beneficiados porque la penalización sobre la pensión es menor. Los coeficientes reductores en el caso de la modalidad voluntaria oscilan entre un 2% y un 1,625%, por cada trimestre, según si se acredita un periodo de cotización inferior a 38 años y 6 meses, la mayor penalización, o más de 44 años y 6 meses, a quien se aplica el menor porcentaje reductor. En el caso de la jubilación anticipada derivada del cese no voluntario en el trabajo los coeficientes oscilan entre un 1,875% y 1,5%, de acuerdo al mismo baremo anterior. 

Por otra parte, otra de las opciones que tienen los trabajadores es retrasar su jubilación más allá de la edad legal, esto siempre es posible, ya que la jubilación es un derecho no una obligación, e incluso la Seguridad Social premia a los trabajadores que tomen esa decisión. En concreto, quienes opten por esta modalidad podrán incrementar su pensión hasta un 4%, siempre que la cuantía no supere la pensión máxima, y de nuevo los trabajadores con más años cotizados son los que más porcentaje adicional tendrán. Así, la pensión podrá aumentar un 2% para quienes tengan hasta 25 años cotizados, un 2,75% si se han cotizado entre 26 y 37 años y un 4% solo para quienes hayan aportado a la Seguridad Social durante más de 37 años. 

Mostrar comentarios