Los bancos 'reniegan' del Euríbor y según la CNMV un fallo del índice "pondría en peligro la estabilidad financiera"

En 2017 entrará en vigor la reforma europa del índice hipotecario pero cada vez menos bancos aportan sus datos.

El índice en negativo (-0,074% ) y la sentencia de las cláusulas suelo harán que los bancos dejen de ingresar miles de millones.

Un fallo del Euríbor "podría amenazar" la estabilidad financiera española, según experta de la CNMV

La sentencia de la UE contra las cláusulas suelo de las hipotecas ha sido la puntilla para que las entidades bancarias se reafirmen en su animadversión al actual Euribor. El índice que marca los intereses de la cuota que pagan a los bancos millones de hogares españoles por sus 600.000 millones de euros en créditos hipotecarios no ha parado de caer en los últimos meses. Concretamente en el mes de noviembre cerró en negativo (-0,074% ). Y se estima que el conflicto de las claúsulas suelo le va a a costar a los bancos más de 8.000 millones.

El Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI, según sus siglas en inglés) prevé que la transición al nuevo Euribor, el índice al que están referenciadas la mayoría de hipotecas en España, se ejecute en la primera mitad de 2017. El EMMI, el organismo encargado de diseñar el proyecto de reformulación del índice, ha revisado su calendario de implementación con el objetivo de encaminarse hacia un Euribor cuyo referencial esté basado en las transacciones reales, siguiendo las recomendaciones de los agentes de mercado, reguladores financieros y consumidores.¿Pero qué pasaría si falla el Euríbor?

Un fallo o cesación en el Euríbor "podría amenazar" la estabilidad financiera española, dado que, con un saldo vivo de 600.000 millones de euros, el 90% de las hipotecas del país están referenciadas al Euríbor a 12 meses, lo que afecta a un tercio de los hogares españoles. Es la conclusión a la que llega la responsable de Resolución y Estabilidad Financiera de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), María José Gómez Yubero, en un artículo publicado en la Revista de Estabilidad Financiera del Banco de España.

A lo largo del texto, al experta señala que el Euríbor es un índice "crítico" tanto a escala europea como española, y analiza su reforma. En este sentido, recuerda que el Euríbor es clave para los mercados de hipotecas minoristas en mercados como el español, el italiano o el portugués.

Gómez Yubero destaca que el índice es utilizado como referencia en contratos por un valor estimado superior a 180 billones de euros, en su mayor parte derivados OTC (over the counter), como swaps de tipos de interés.

También se estima que 1,4 billones de euros en préstamos hipotecarios de familias están referenciadas al Euríbor, lo que supone el 28% de las hipotecas de la zona euro.

En el caso de España, las ratios de endeudamiento de los hogares y de las sociedades no financieras se han reducido en los últimos años hasta niveles medios de la Unión Europea.

FUENTE DE VULNERABILIDAD Y RIESGO SISTÉMICO

Sin embargo, sigue siendo uno de los países con mayor saldo vivo de crédito hipotecario, con mayor número de hogares con deuda hipotecaria y en los que ésta supone una mayor carga, por lo que un fallo del índice pondría en peligro su estabilidad financiera.

"La incertidumbre en torno a la integridad de estos índices es fuente de vulnerabilidad y riesgo sistémico, y puede socavar la confianza del mercado, perjudicar seriamente a consumidores e inversores y distorsionar la economía real", adelanta Gómez Yubero.

Por ello, el G-20 pidió al Financial Stabilility Board (FBS) una reforma que garantice la solidez de los índices Líbor, Euríbor y Tíbor después de los escándalos por manipulación de los índices. Así, desde 2013 el European Money Markets Institute (EMMI), como administrador del Euríbor, ha puesto en marcha un proceso de reforma y adaptación a los principios y recomendaciones internacionales.

La metodología actual del cálculo del Euríbor sigue basándose en la recogida de las cotizaciones de los bancos que contribuyen y en el uso de la opinión de expertos, pero está en marcha el proceso de adaptación de un sistema de calculo basado en operaciones reales que podría empezar a funcionar a partir de julio de 2017.

UNA REFORMA AMBICIOSA

"Durante los últimos tres años, el EMMI ha puesto en marcha una ambiciosa reforma en el gobierno, los procedimientos, el sistema de control del índice y el desarrollo de una metodología basada en transacciones", explica Gómez Yubero, quien indica que en la actualidad se está llevando a cabo un ejercicio de verificación para evaluar la viabilidad de los nuevos cálculos en las condiciones actuales de mercado.

También destaca que el EMMI ha invitado a participar en este ejercicio a las entidades que reportan al Banco Central Europeo, pero indica que la respuesta "no está siendo la esperada", ya que menos de 30 bancos han aceptado la participación. Las siete entidades españolas que han sido invitadas han accedido a formar parte del ejercicio. Las entidades contribuyentes al Euribor ascendían a 48 hace una década. En 2008, coincidiendo con el techo del 5,5% marcado por el índice, eran 43. A día de hoy, los bancos que prestan sus datos para configurar una referencia que se considera "crítica" para la salud financiera del sistema son menos de la mitad. 

La experta de la CNMV insiste en que con este proceso se trata de minimizar "los riesgos de abuso, manipulación o incorrección derivados de los conflictos de intereses inherentes a la administración de los índices en su forma actual".

"Estas medidas deben mejorar la producción y la gestión de estos índices, de forma que reflejen con exactitud la realidad económica que pretende medir y sean utilizados adecuadamente", insiste.

Gómez Yubero pone de manifiesto que la continuidad del Euíbor "es de particular importancia para facilitar la provisión de crédito a la economía de la zona euro y para la aplicación de la política monetaria única".

Finalmente, hace hincapié en que los bancos han de participar en el panel y en que la aprobación de una normativa "completa y clara", junto con un régimen de supervisión, "debe contribuir a eliminar incertidumbres y a disipar el riesgo operativo y reputacional que alegan algunas entidades para justificar su abandono del panel por continuar todavía basado en estimaciones".

Ahora en portada

Comentarios